La titular del Juzgado de Familia 7 de Viedma, María Laura Dumpé, autorizó a una pareja de hombres homosexuales a tener un hijo mediante maternidad subrogada.

Este es un caso sin precedentes en Argentina. La magistrada consideró que el tema en cuestión es “de técnica de reproducción humana asistida, a la que le cabe el principio de legalidad, que hace referencia a que todo lo que no está prohibido, está permitido“, aseguró.

En su decisión, autorizó la transferencia embrionaria en un “vientre sustituto”, que pertenece a una amiga de la pareja, ordenó a la inscripción del o los bebés a nombre de los solicitantes y dispuso que los médicos “no inscriban a la madre portadora”.

Dumpé estableció que la mujer que dispone su vientre para la gestación “es sólo portante, sin vinculación genética”, y descartó el “concepto de explotación de la madre sustituta” ya que el “objetivo de la gestante es totalmente altruista” y oficia “como vehículo” para cumplir el deseo de los futuros padres, “sin existir por medio, una finalidad económica”.

El tratamiento será realizado por el Centro de Medicina Reproductiva de Bariloche, Fertility Patagonia. La magistrada dictaminó la obligación para los progenitores de “informarle de su origen gestacional al bebé cuando adquiera edad y madurez suficiente para entender”.

Por primera vez este deseo de los padres hizo que los derechos igualitarios sean viables para todos los argentinos.

Compartir
LGBT Community Network, enfocada al desarrollo de procesos de visibilización y reconocimiento de los derechos de esta población.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here