El gobierno marroquí se negó a darle estatus legal a la primera organización que defiende los derechos de la población LGBT del país.

Akaliyat, que significa “minorías”, es la única agrupación que trabaja por defender la diversidad sexual en Marruecos. Fue constituida debido a la persecución y discriminación frecuente en este país musulmán.

“Seguiremos luchando por las libertades y por la protección de las minorías”
— Tarik Naji, líder de la organización Akaliyat

La población LGBT de Marruecos ha denunciado en varias oportunidades que afrontan una situación de vulnerabilidad, pues son perseguidos por personas homofóbicas y autoridades.

El gobernador rechazó el expediente mediante el cual Akaliyat solicitaba su constitución como ONG. Los integrantes de la agrupación indicaron a los medios que de esta manera se les sometió a una ilegalización, basada en la homofobia, la discriminación y el odio.

Las autoridades explicaron a los activistas que su solicitud no cumplió con las normativas legales vigentes en el país, debido a que la organización celebró su asamblea general constitutiva sin notificar de manera oficial a las autoridades la fecha y hora de su realización.

El líder de la organización de defensa de los derechos igualitarios, Tarik Naji, indicó que la asamblea se realizó de manera clandestina para proteger a sus participantes, pues la población LGBT es víctima constante de persecución y agresiones.

“Nos aferramos a nuestro derecho de constituirnos como asociación, seguiremos luchando por las libertades y por la protección de las minorías”
— Tarik Naji, líder de la organización Akaliyat

El activista también denunció que desde hace meses los miembros de la organización fueron señalados por mantener su compromiso de apoyar a las minorías sexuales.

Akaliyat es el primer colectivo marroquí que representa a personas de las minorías sexuales que intenta obtener legalización, pues la mayoría opera clandestinamente, debido a que la homosexualidad se encuentra tipificada como delito en el artículo 489 del Código Penal, que castiga con entre seis meses y tres años de prisión a quien “cometa un acto impúdico contra natura con un individuo de su mismo sexo”.

Compartir
LGBT Community Network, enfocada al desarrollo de procesos de visibilización y reconocimiento de los derechos de esta población.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here