Hace algunas semanas Botswana se unió al cambio con la decisión de su Tribunal Superior, el cual decidió anular una ley que castigaba la homosexualidad con prisión.

El pasado 11 de junio, de manera unánime el Tribunal Superior de Botswana declaró inconstitucional ley que penalizaba la homosexualidad con hasta 12 años de prisión, la cual hacía parte de las leyes vigentes desde la época de la colonización británica en el siglo XIX.

Los tres jueces que revocaron la ley en el país de mayoría cristiana con profundas raíces conservadoras estuvieron liderados por Michael Leburu quien argumentó que «la discriminación no puede seguir abriéndose pase en este mundo, todos los seres humanos nacemos iguales y la homosexualidad sólo es otra forma de vivir la sexualidad que se ha buscado suprimir a lo largo de los años».

Aún queda un largo camino por recorrer, incluso luego que Kenia a través de su Tribunal Superior se mantuviera firme con la prohibición a las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here