Los periodistas que investigan el abuso de los hombres homosexuales en Chechenia han descubierto 6 campos de concentración.

Novaya Gazeta informó inicialmente que los hombres homosexuales fueron detenidos en dos cárceles de estilo campo de concentración en los pueblos de Argun y Tsotsi-Yurt. Sin embargo periodistas de la zona ahora dicen que han descubierto evidencias de otros cuatro campos de concentración, lo que significa que hay al menos seis en la región donde castigan la orientación sexual.

El periódico afirma que los hombres, que se enfrentan a la tortura en la cárcel, solamente se liberan una vez que sus familias ofrecen sobornos a la policía.

Los editores del periódico ruso ya han dicho que temen que la población LGBT esté en riesgo grave después de que descubrieron la purga gay en Chechenia.

Han dicho que cientos de hombres homosexuales habían sido detenidos y algunos muertos en esta región de la federación Rusa. Desde que se descubrió la historia el personal del periódico ha recibido serias amenazas a sus vidas.

En un comunicado dado a conocer por los editores del periódico, detallaron una reunión de más de 15.000 personas, encabezado por Ramzan Kadyrov, el presidente de Chechenia, donde acusó al periódico de difamación y declaró al personal “enemigos de nuestra fe y de nuestro país”.

El medio LGBT del Reino Unido, PinkNews, ha hablado con el Ministerio de Asuntos Exteriores y verificó que el presidente Kadyrov había hecho la amenaza a los medios de comunicación local de habla rusa.

Estas acusaciones han sido apoyadas por los grupos de derechos humanos, y dio lugar al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Reino Unido y los gobiernos de Estados Unidos para pedir al Kremlin investigar.

Sin embargo, un portavoz de Vladimir Putin ha dicho que el presidente ruso no tiene ninguna razón para creer que los ataques son genuinos.

Dmitry Peskov, el secretario de prensa de Putin, afirmó que los investigadores no han encontrado ninguna evidencia para apoyar los informes de la purga, que se originó en el periódico Novaya Gazeta.

Esta semana, Putin se reunió con el líder checheno Ramzan Kadyrov, quien le dijo al presidente ruso no creer los artículos “provocadores” y acusó a las organizaciones internacionales de llevar a cabo un “ataque masivo de información utilizando métodos indignos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here