Las Historias No Contadas requieren narrarse desde otro punto de vista

86

Narrar la diversidad de manera oportuna y que dignifique la defensa de los derechos humanos de sectores poblacionales minorizados, como los LGBTI, es una necesidad social y una obligación humana en tiempos donde las historias no contadas claman por ser visibilizadas.

La generación de contenidos y la influencia en la opinión pública de las audiencias ya no es un poder y un beneficio que radica sólo en los grandes medios de comunicación, la ciudadanía ha logrado apropiarse de las diversas plataformas no sólo para consumir información, sino también para ser la primera fuente de creación de la misma y eso exige un mayor reto para el reconocimiento y restablecimiento del derecho a la igualdad, libertad de expresión y generación de oportunidades.

Es por esto que pensándonos en una realidad hiperconectada donde fluctuamos constantemente entre lo digital y lo análogo de acuerdo a los contextos sociales de las personas para evidenciar la desigualdad existente, una formación, que parta del principio de horizontalidad, se convierte en un pilar para abordar las orientaciones sexuales e identidades de género no hegemónicas y disidentes.

Sobre todo, porque siglos de lucha feminista y diferentes autoras y autores como Mary Wollstonecraft, Simone de Beauvoir, Monique Wittig, Colette Guillaumin, Adrienne Rich, Gayle Rubin, Chimamanda Ngozi, Ochy Curiel, Gloria Anzaldúa, Michel Foucault, Paul Preciado, Judith Butler, Pierre Bourdie, Paco Vidarte, Nancy Fraser y muchxs más, nos han ilustrado que la construcción de mundos narrativos sobre el género y la sexualidad es inviable sin un análisis y entendimiento previo sobre la historia, luchas, logros y muertes, la teoría, ni el análisis sobre la opresión que ha vivido el cuerpo de manera sistemática por modelos sociales cisheteronormativos y patriarcales.

Así que partiendo del entendimiento de la información como un bien público y tomando como base legal, el componente de Comunicación e Información del Acuerdo Municipal 008 de 2011 de Medellín (Política Pública LGBTI), se creó en conjunto con la Secretaría de Comunicaciones de la Alcaldía de Medellín y el aval académico de CEDENORTE Institución Técnica, el diplomado de Periodismo para la Diversidad: Historias No Contadas “Narrando desde otro punto de vista”.

Esta apuesta pedagógica, dirigida para población en general interesada en la generación de contenidos, estudiantes de áreas del arte y la comunicación, periodistas en ejercicio y medios comunitarios, ciudadanos y alternativos de la ciudad, buscaba unir el conocimiento de activistas de base social junto con dinámicas pedagógicas alternativas, para promover en las personas asistentes una constante inmersión en las realidades que viven los sectores poblaciones LGBTI en Medellín, Antioquia y Colombia.

“El diplomado me dio las herramientas para poder construir los suficientes argumentos para hacer periodismo con otra visión sobre un tema al que muy probablemente jamás me habría acercado si no fuera por haber llegado a este espacio” señala Melany Pomareda, estudiante de comunicación y asistente al diplomado.

La desmitificación de las orientaciones sexuales e identidades de género no hegemónicas, al igual que el entendimiento de la movilización queer/cuir/transfeminista a nivel global y la aplicación de estas teorías en el campo práctico de las narrativas, fueron los ejes transversales de entendimiento y experimentación de las personas que lograron culminar el proceso hasta su certificación.

“Ya observo todo a mi alrededor con otro lente, no sólo en mis proyectos profesionales y personales, sino que en cada espacio al que voy me cuestiono las estructuras binarias y las normas de género que discriminan a la población diversa, sobre todo a las personas trans y no binarias” Clarena Orozco, emprendedora turística y asistente al diplomado.

La construcción de una #MedellínDiversa radica en visibilizar las Historias No Contadas como la unión de esfuerzos y voluntades en pro del entendimiento de la diferencia para la transformación de imaginarios, los cuales ceden y evolucionan de acuerdo con la gestión del conocimiento y la comunicación pública que se logre llevar a cabo sobre temáticas como la LGBTI y todo lo que ésta envuelve, por esto es que, tal y como el Acuerdo 008 lo demanda, la Alcaldía de Medellín logró este 2019 apostarle a esta iniciativa como un proceso que desde la Secretaría de Comunicaciones, acompaña a la Secretaría de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos para hacer que el derecho a una vida digna no sea sólo de unos pocos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here