Tras la muerte de Pablo Escobar, la serie “Narcos” tiene el duro desafío de crear un villano capaz de reemplazar al traficante colombiano y el imperio construido por el Cartel de Medellín.

Desde ya sabemos de qué tratará la tercera temporada de la serie, pero en un nuevo adelanto, Netflix profundizó en los cuatro cabecillas del Cartel de Cali: Gilberto Rodríguez (Damián Alcázar), su hermano Miguel (Francisco Denis), Chepe Santacruz (Pêpê Rapazote) y Pacho Herrera (Alberto Ammann).

Pacho Herrera – Mid-level management turned kingpin.

Una publicación compartida de Narcos (@narcos) el

Sobre este último, la producción de la serie aseguró que profundizaron en la vida amorosa del narcotraficante, cuyo nombre real era Hélmer Herrera Buitrago.

En el libro “La patrona de Pablo Escobar”, el periodista colombiano José Guarnizo describe a Herrera como “un inmigrante que pasó de ser un anónimo mecánico latino a uno de los miembros más adinerados del Cartel de Cali”.

Hélmer Herrera Buitrago, más conocido como Pacho Herrera, era el cuarto de abordo dentro de Cártel de Cali. En el libro “La patrona de Pablo Escobar”, el periodista colombiano José Guarnizo describió a Herrera como “uno de los pocos homosexuales que escalaron alto en la patibularia pirámide de la mafia”.

If you thought there was only one cartel in Colombia, you’ve got another thing coming. The hunt is on.

Una publicación compartida de Narcos (@narcos) el

“Una persona que se enfrente en aquella época, siendo homosexual, a ser uno de los capos de uno de los carteles de droga más poderosos del mundo… Había mucho de llamativo”, llegó a explicar Alberto Ammann, actor que da vida al narcotraficante en la serie. Pacho se convertiría en una especie de oráculo para el resto de capos, y apodado como “El hombre de los mil rostros”, siempre apareció fuera del foco de los combates que libró el cartel.

“Herrera tenía antecedentes de distribución de pequeñas cantidades de narcóticos en Nueva York que datan de 1975, según se lee en un comunicado de la DEA de septiembre de 1996”, subraya.

La tercera temporada se enfoca en los dos últimos años de operación de los capos caleños. Los guionistas han dejado fuera la estrecha colaboración que tuvieron los hermanos con el Cartel de Medellín y Escobar. En su lugar, la serie se concentra en el negocio consolidado por esta organización, que llegó a introducir 180 toneladas mensuales de droga a Estados Unidos.

Su estreno fue el pasado 1 de septiembre, mostrando cada uno de los protagonistas y con esta escena llena de sensualidad y cero censura del personaje Pacho Herrera, en un baile erótico con otro hombre. Así comienza una de las temporadas más polémicas de “Narcos” y nosotros celebramos de nuevo en una producción de Netflix, la inclusión de un personaje LGBT, más allá de la polémica que la serie genera.

  • Etiquetas
  • TV
Compartir
LGBT Community Network, enfocada al desarrollo de procesos de visibilización y reconocimiento de los derechos de esta población.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here