El Ministerio de Salud de Noruega introducirá en el Parlamento un Proyecto de Ley que permitirá a su ciudadanía cambiar legalmente su género.

Bent Hoie, ministro de Salud y Servicios sociales.
Bent Hoie, ministro de Salud y Servicios sociales.

Los países nórdicos presumen de ser pioneros en el reconocimiento de gran parte de los derechos LGTB. No obstante, se puede decir que han adoptado los mismos ”vicios” que muchos otros países occidentales a la hora de abordar la realidad de su población transexual y transgénero.

Este es el caso de Noruega, que a pesar de contar con una avanzada ley de no discriminación por razón de orientación sexual e identidad de género, no ha desarrollado su regulación de derechos trans desde hace décadas. Motivo por el cual, su Ministerio de Salud quiere subsanar esta clara deuda social con el colectivo.

En este sentido se encuadra el reciente anuncio de Bent Hoie, titular de la cartera de Salud y Servicios sociales del estado septentrional y abiertamente homosexual, que introducirá en el Parlamento una Proposición de Ley que permitirá el cambio oficial del género sin necesidad de recibir terapia hormonal o someterse a ninguna intervención quirúrgica.

Bent Hoie y su esposo Dag Terje Solvang.
Bent Hoie y su esposo Dag Terje Solvang.

A la espera de su altamente probable validación en la cámara legislativa, organismos internacionales de Derechos Humanos como Amnistía Internacional respaldan el proyecto, que en su primera versión establece que:

  • Una persona que siente que su género difiere del sexo que se les atribuyó al nacer, tienen derecho a cambiarlo respondiendo a su propia experiencia.
  • Para solicitar el cambio legal del género, se ha de enviar una instancia a la Agencia Tributaria más cercana. Donde se detallará si se pide un cambio legal de género y/o se inicia un proceso terapéutico para ello.
  • Se fija como último responsable del cambio legal del género al individuo, no la institución sanitaria.
  • Puede solicitar el cambio toda persona noruega mayor de 16 años. Los/as menores entre 6 y 16 deberán solicitarlo junto a sus padre o tutores. Si sólo uno de ellos da su consentimiento, el Gobierno de Akershus y Oslo puede aprobar la solicitud salvaguardando el interés superior del/a menor.
  • Los/as menores de 6 años de edad sólo pueden solicitar un cambio de género legal si nacieron con ambiguedad genital y su condición intersexual ha sido adecuadamente documentada por la plantilla de los servicios de salud.

En palabras del ministro Bent Hoie “Noruega se encuentra a la vanguardia en derechos LGBT. Sin embargo, nuestro actual sistema de cambio legal del género es inaceptable y ha permanecido inalterada durante casi 60 años. Por lo que esta propuesta se enmarca en la conformidad con los Derechos Humanos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here