A partir de la ley consagrada en la Constitución de 1991, la garantía que permite a las personas pertenecientes a la población LGBT aspirar a un cargo público de elección popular, cada vez cobra mayor participación.

Durante los meses previos de campaña electoral se dieron a conocer una cantidad de posturas y líneas políticas que de alguna u otra forma jugaban un papel importante y determinante a favor o en contra de la población LGBT de frente al cuerpo legislativo que rige la república colombiana. Este Domingo 11 de marzo donde se llevó a cabo el ejercicio electoral para el grupo que constituirá el congreso (senadores y representantes de cámara) se resaltó una vez más la participación activa y sobresaliente de candidatos abiertamente diversos que ganaron para seguir representando y luchando por los derechos de esta población .

Congreso
FOTO: elespectador.com

Con orgullo se evidencia como la diversidad sexual e identidad de género cada vez toma a grandes pasos el terreno en las contiendas constitucionales, 14 candidatos entre activistas y representantes de los derechos de la población LGBT fueron los participantes en estas elecciones por un puesto en el congreso, entre ellos reconociéndose un 50% de mayor participación por representantes lesbianas, seguido de dos representantes gay y dos mujeres trans, siendo estas últimas por primera vez en la historia de Colombia aspirantes a curules por el senado.

Entre los 10 partidos políticos donde se presentó participación de estos candidatos (Cambio radical, Lista de la Decencia, Polo Democrático, Alianza Verde, Unión Patriótica, Partido Liberal, Coalición por el Norte, Partido Conservador Colombiano, Opción Ciudadana, Alternativa Santandereana), la Alianza Verde fue quien más contó con representantes de la población, siendo a su vez merecedor de 10 curules en el congreso, dos de ellas pertenecientes a la población LGBT respectivamente, una para Senado ganada por Angélica Lozano y otra para Cámara ganada por Mauricio Toro.

Congreso
FOTO: elespectador.com

Aunque hace tres años la aspiración electoral por cargos públicos de personas pertenecientes a la población LGBT era mayor, alrededor de unos 70 a nivel nacional, este año no deja su relevancia el foco para esta misma, siendo un factor determinante para la disminución de la representatividad electoral los diferentes contrastes sociales y polarización en torno al plebiscito y la mal llamada ideología de género, junto con las propuestas del referendo que buscaba en sí tumbar la posibilidad de la adopción por parte de parejas del mismo sexo, cabe resaltar que en Colombia se viven constantes transformaciones políticas que son de gran relevancia para la igualdad y que por ello ameritan fortalecer en este punto la participación y vocería en espacios que velen por los derechos civiles y humanos que hasta el momento se han logrado alcanzar.

Igualmente, nos alegra notificar que los candidatos al Congreso que representaban los movimientos anti-derechos se quemaron en las elecciones, es decir que personajes como Oswaldo Ortiz, Jefferson Vega (esposo de Ángela Hernández) y Esteban Hernández (hijo del mal llamado ‘Concejal de la familia en Bogotá’) no continúan en la contienda política; ni Viviane Morales con su candidatura a la presidencia, ya que el partido ‘Somos’ no logró el umbral. #OdiarNoDaVotos

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.