La semana pasada la Comisión Interamericana de Derechos Humanos instó a todos los países aliados latinoamericanos a legalizar el matrimonio entre parejas del mismo sexo.

Panamá se abre a la posibilidad de acoger la opinión de la CIDH sobre legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo, de acuerdo a las declaraciones de la Vicepresidenta y Canciller Isabel de Saint Malo.

Para la Canciller panameña, los dictámenes del ente político pueden ayudar al gobierno de su país a “avanzar en la agenda de equidad y no discriminación”

Saint Malo también reconoció que hay tareas pendientes para garantizar que no haya discriminación en ningún caso, en especial, para la población LGBT.

La constitución panameña prohíbe la discriminación por raza, sexo o religión. Panamá se suscribió en 1977 a la CIDH, organismo que ahora obliga a los países americanos a garantizar la no discriminación por orientación sexual.

La funcionaria gubernamental afirmó que ya el gobierno recibió la decisión de la Comisión Internacional por lo que la cancillería envió la opinión de este organismo internacional a la Asamblea Nacional, la Corte Suprema de Justicia y el Tribunal Electoral.

A pesar de las declaraciones de la Canciller, aún no se sabe si Panamá permitiría de inmediato el matrimonio igualitario.

Recordemos que la unión entre parejas del mismo sexo es legal actualmente en Canadá, Estados Unidos, México, Argentina, Ecuador, Chile, Brasil, Uruguay , Argentina y Colombia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here