“Nosotros, los homosexuales somos vistos como ‘hijos del diablo’, desplazados al otro lado de la calle e incluso pueden golpeados a muerte por nuestro conciudadanos” – Brian Williamson, activista gay jamaiquino asesinado

Diversas organizaciones LGBT y de derechos humanos le están pidiendo al Presidente de los Estados Unidos que toque el tema de los derechos de nuestra comunidad en su próxima visita al país caribeño. Aunque Obama ha sido un aliado importante, pero siendo Jamaica el tercer mayor actor de comercio exterior en el Caribe, ¿será capaz de dejar a un lado las relaciones económicas que tienen ambas naciones para discutir otro tipo de temas?

Jamaica todavía considera la homosexualidad como algo ilegal. Bajo el artículo 76 del Acta Sobre Ofensas Hacia una Persona de 1864, se castiga con cárcel hasta por 10 años con trabajo forzado, lo cual deja a todas las personas LGBT de este país sin protección alguna frente a crímenes de odios y discriminación que se enfrentan a diario.

El principal grupo de activistas del lugar, JFlag reportó 231 casos de violencia entre el 2009 y el 2012. Incluso, informan que la comunidad vive en tal miedo que es difícil para ellos buscar tratamientos médicos apropiados, por ejemplo para el VIH/SIDA, donde se han presentando casos de tratamientos incorrectos basados en la orientación sexual del paciente.

Este es un país donde el 88% de los hombres y el 84% de las mujeres ven la homosexualidad como algo inmoral y de estos, el 75% no quiere que cambien las leyes que la castigan.

En cuanto al trabajo, el 64% de las empresas no tienen políticas incluyentes y otro 54% acepta que no contrataría una persona que sea homosexual o transgénero.

Por estas razones es que estas 20 organizaciones escribieron, firmaron y enviaron una carta al presidente Barack Obama, en la que podemos resaltar el siguiente pasaje:

“Los líderes y activistas de la sociedad civil jamaiquina han respondido con valentía a estos retos, lanzando campañas que contraatacan la homofobia en este país, brindar servicios directos a las personas LGBT sin hogar, entrenando cuerpos de seguridad para ayudarlos y educando la comunidad médica para que traten propiamente a las personas LGBT.

Su próximo viaje a Jamaica representa una oportunidad para resaltar el compromiso de los Estados Unidos por el empoderamiento y el apoyo de una sociedad civil y demostrar que los USA prioriza los derechos humanos como parte de sus relaciones bilaterales y multilaterales”.

El siguiente video lo realizó la Human Rights Watch y es llamado “Violencia homofóbica sin revisar en Jamaica”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here