Jessica y Chelsea, una pareja de Chicago, comenzaron su relación en 2012. Con ayuda de sus amigos, Jessica hace la propuesta.

En el Art Institute of Chicago Jessica se arrodilló y le pidió matrimonio, mientras sus amigos sostenían un cartel desde la segunda planta. Fué tan romántico que el personal de seguridad terminó aplaudiendo y los espectadores más cercanos quedaron asombrados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here