Internet cambió la forma como disfrutamos de la TV. Las producciones originales de las plataformas son de una calidad digna de cable, pero aún más diversas.

2016 ha sido un año particularmente malo para la comunidad LGBT en la pantalla chica. La programación online da la cara y lanza un salvavidas al entretenimiento diverso.

La serie con la que inicio este camino es ‘Carmilla’ una serie web vampirezca que inauguro, de manera acertada, la temática L en el dispendioso mundo de Internet.

Esa serie web de producción canadiense, con claras limitaciones de presupuesto pero que logró conquistar a su público.

Ahora sí nos enfocamos en la temática central de nuestro articulo y los invitamos a dejarse atrapar por Take My Wife, una serie L que esta apenas comenzando a rodar por la web y tiene mucho potencial.

https://youtu.be/D05IZ0iNbNg

La serie en que las lesbianas no mueren, como dice su eslogan. Trata sobre una pareja de lesbianas que además son comediantes de stand-up.

Es muy divertida, es muy gay y consigue tocar temas serios desde una perspectiva ligera, como el feminismo o el ser abiertamente LGBT.

Las protagonistas, Rhea Butcher y Cameron Esposito, en la vida real son comediantes y esposas como en la serie. Ambas se adentran en este proyecto que muestra cómo hoy se puede jugar con la delgada línea que separa la realidad de la ficción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here