Por ser gay, lesbiana, transexual o bisexual no te permiten donar sangre, no te permiten ayudar a un ser querido, no te permiten salvar una vida.

La organización All Out ha lanzado la campaña #WastedBlood en Brasil, una agencia publicitaria de dicho país busca alertar cuánta sangre es desperdiciada por el prejuicio que se tiene contra la población LGBT.

Una regulación discriminatoria en Brasil del Ministerio de Salud ha establecido que los hombres que han tenido sexo con otros hombres en los últimos 12 meses no son candidatos para donar sangre.

El video central de esta campaña muestra un camión cargado de bolsas de sangre circuando por las calles de Sao Paulo con el mensaje “Brasil desperdicia un camión lleno de sangre todos los días por puro prejuicio”.

“Hablamos del caso específico en Brasil, pero es triste que no es un caso extraordinario: esta prohibición que evita que hombres gays y bisexuales donen sangre es una realidad en otros países, y todo por un prejuicio. La sangre se examina. Es absurdo que tiremos millones de litros de sangre cada año, que al final se traducen en vidas que no estamos salvando. Por eso decimos que sangre discriminada es sangre desperdiciada”, señaló el Gerente de Campañas de All Out, Enrique Torre Molina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here