Para la agencia de turismo de Medellín Top10ToursInMedellin, a los homosexuales solo nos gustan los recorridos de información, o peor aún, visitar la ruta de “Pablo”. Un síntoma grave de los imaginarios culturales que reafirman los estereotipos y dificultan seriamente los procesos de reducción del estigma.

Pocas veces, por no decir que es la única, me he levantado de una reunión frente a la ignorancia de quien por desconocimiento sigue estereotipando a quienes hacemos parte de la población LGBT.

Para la Directora de Ventas de la agencia de Turismo Top10Tours de Medellín, los homosexuales “solo buscamos turismo suavecito, de información o el recorrido de Pablo”, lo que según la funcionaria, difiere de lo que es su perfil, un “turismo rudo, de aventura, de subir a la montaña, y eso no le gusta a los homosexuales”.

Estoy convencido que en Medellín, aún con una Política Pública LGBTI que nació en el año 2011, nos falta mucho por trabajar y aprender. Precisamente desde egoCity, hemos asumido el compromiso de formar y sensibilizar a la ciudadanía para entender que ser “homosexual” no es sinónimo de “suavecito” y que muy a diferencia de lo que piensan los propietarios de Top10Tours y su Directora de Ventas, las personas LGBT somos ciudadanos y ciudadanas que también disfrutamos del turismo de aventura, los deportes extremos, vivir y sentir la ciudad y lo que ella ofrece.

En esa perspectiva, me parece irresponsable que entidades como ésta, que se deberían dedicar a promover el turismo de la ciudad y su cultura, tengan una visión tan sesgada que raya con la ignorancia y la discriminación.

Un llamado de atención para Procolombia, la Secretaría de Desarrollo Económico de la Ciudad y su Subsecretaría de Turismo, para el Bureau de Medellín y para quienes todos los días estamos trabajando por visibilizar a Medellín como una ciudad apta para recibir a todo tipo de turista, sin discriminar por orientación sexual, ni identidad de género.

Si funcionarios como la Directora de Ventas de la agencia Top10tours son los que enriquecen y fortalecen el turismo de Medellín, terminaremos aniquilando la oportunidad de potencializar uno de los sectores económicos que mayor crecimiento ha venido registrando en la ciudad a través de actos que incluso atentan contra la ley, promoviendo la discriminación.

¿Desde cuándo buscar una oferta turística que se enfoque en la cultura y el conocimiento puede ser considerado de manera peyorativa como “suave”? ¿O cuál es el argumento para creer que la población LGBT no practica deportes extremos o se interesa en el turismo de aventura?

Señora, la invito a combatir su ignorancia dándose una pasada por las vidas de campeones olímpicos, atletas de alto rendimiento e incluso participantes del Desafío a la distancia del televisor de su sala, porque andar en pleno 2018 con ese desconocimiento, pareciera un chiste muy mal contado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.