Angola y Tailandia son dos de los países que empezaron el año cambiando el rumbo de su población LGBTIQ en pro de la diferencia y la diversidad.

A mediados de diciembre del año pasado, el gobierno tailandés aprobó una cuantas reformas a su legislación, entre lo que se encuentra el reconocimiento legal a las uniones civiles entre parejas del mismo sexo, logrando que este tema pase a ser debatido en la Asamblea Legislativa Nacional que pertenece a los militares que realizaron el golpe de estado en el 2014, seguidores del actual primer ministro, lo cual evidencia un excelente panorama.

Este proceso, podría convertir a Tailandia el primer país del continente asiático en legalizar el matrimonio igualitario.

Por su parte, en Angola su Parlamento logró aprobar, hace pocos días. un nuevo Código Penal en el cual no aparece ningún castigo o condena para las relaciones entre personas del mismo sexo, logrando de esta forma la despenalización de la homosexualidad en la nación africana.

Anteriormente, su Código Penal vigente desde 1886 y sin renovaciones desde entonces, hablaba de penas de cárcel de 6 meses a 3 años a quienes cometieran “actos contra natura”, que es la forma como diferentes naciones africanas y asiáticas nombran las relaciones contempladas entre personas mayores de edad del mismo sexo.

Todos estos son avances que le otorgan tranquilidad y paz a las personas que se identifican como LGBTIQ alrededor del mundo, ¡seguimos avanzando por una sociedad más incluyente y respetuosa con la diferencia!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.