El país caribeño aprobó una ley a favor de las uniones civiles entre parejas del mismo sexo, impulsando una reforma del código civil.

Senadora Desiree de Sousa Croes quien propuso la nueva ley que concede derechos civiles a los LGBT.
Senadora Desiree de Sousa Croes quien propuso la nueva ley que concede derechos civiles a los LGBT. / FOTO: twitter.com/desireecroes

El Parlamento de Aruba aprobó una ley que juega a favor de los derechos de las parejas homosexuales y que permite que éstos puedan unirse de manera civil. Es un gran paso para este país tan conservador.

La situación siempre se ha sido conflictiva, por tener en una mayoría católica desde hace años. De hecho, quedaron fuera de la legislación a favor del matrimonio igualitario de los Países Bajos; incluyendo a Curacao y San Martín donde aún no toleran la idea de los derechos para las parejas gay.

En 2007 Aruba tuvo que reconocer el matrimonio entre dos mujeres que se casaron en tierras holandesas pero seguían sin considerarlo en el resto de su territorio. Ahora, gracias a la iniciativa tomada por parte de la senadora Desiree de Sousa Croes, quien además es abiertamente lesbiana, podemos decir que se ha dado un paso adelante.

Desiree lo ha vivido en carne propia, desde que se casó con su esposa en Ámsterdam en el 2002 está en una unión pero sin derecho alguno reconocido:

Ya tenemos parejas del mismo sexo casadas en Aruba. Hoy día basta con ir a Bonaire, en un vuelo de veinte minutos, y luego registrarse en Aruba. Pero no tenemos los mismos derechos, porque nuestras leyes locales no otorgan los mismos derechos a nuestros matrimonios.

Con la nueva legislación se pondrá fin a una cantidad de años de lucha en los que se ha estado apostando por las uniones entre parejas del mismo sexo sin suerte alguna.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here