El famoso bus transfóbico de “Hazte Oír” sigue intentando promover su mensaje de odio, aunque no tiene mucha aceptación.

El pasado viernes 10 de marzo el autobús transfóbico circulaba por los alrededores de la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid. Su presencia era una provocación y la justificaron a modo de protesta.

El decano de dicha facultad canceló un conversatorio sobre “libertad de expresión” que el partido político y la agrupación pretendían celebrar en la facultad. Y los estudiantes programaron “una sentada contra el fascismo y la transfobia”.

El autobús, tripulado por el líder de los ultracatólicos, Ignacio Arsuaga, irrumpió en mitad de la manifestación sin previo aviso.

La tensión entre los estudiantes con banderas LGBT y el vehículo naranja, escoltado por la Policía Municipal trajo de nuevo a colación este tema tan controversial en España, pero que a todos nos afecta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here