En su presentación en The Tonight Show de Jimmy Fallon, Bad Bunny vistió de falda, una rosa negra en su pecho y una camiseta que decía «MATARON A ALEXA, NO A UN HOMBRE CON FALDA».

Como un llamado de atención a los medios y la sociedad, Bad Bunny recordó con su outfit el crimen de odio ocurrido el pasado domingo en San Juan de Puerto Rico contra Alexa, una mujer trans, afro y que se encontraba en situación de calle, un transfeminicidio que indignó a la isla.

El pasado domingo en la tarde, se generaron múltiples llamados a la policía por la presencia de quien algunos llamaron ‘un hombre disfrazado de mujer’ en el baño de mujeres de un restaurante de McDonald’s de Toa Baja, al occidente de San Juan, quienes además tomaron fotografías y grabaron videos que subieron a las redes sociales y viralizaron un reclamo transfóbico.

«A través de las redes sociales se disparó la discriminación y durante todo el día estuvo corriendo por las redes sociales una foto de Alexa en el restaurante y un llamado a que se hiciera algo contra ella» aclaró el Comité Amplio para la Búsqueda de Equidad (CABE) de Puerto Rico.

Bad Bunny Alexa

Al día siguiente Alexa de 28 años, apareció muerta, la policía reportó su homicidio y los medios de comunicación al comienzo documentaron el asesinato de un hombre vestido de mujer. Sin embargo, grupos activista e incluso el gobierno boricua se pronunció en rechazo del suceso, pidiendo la investigación del caso como un crimen de odio y un «acto de violencia contra la mujer».

«Trans, negra, pobre, con síntomas de una enfermedad mental y sin hogar… Rompía todos los esquemas de quienes van a ese restaurante, de ahí que no es extraño que hayan llamado a la policía», considera Amárilis Pagán, abogada y activista boricua, ante la BBC Mundo.

Alexa se caminaba Puerto Rico con una toalla vieja envuelta en su cabello, faldas cortas y pantimedias rotas. De acuerdo con el testimonio de personas que llegaron a conocerla, nació en 1991 en una familia pobre y disfuncional, las múltiples violencias que sufrió a lo largo de su vida le habían generado condiciones complejas de salud mental y siempre caminaba observando un espejo retrovisor en sus manos para saber lo que pasaba tras suyo.

«Todo apunta a que es un crimen de odio y así mismo se va a tratar, con esa rigurosidad para que esas personas que permitieron este cruel asesinato de la manera que todo Puerto Rico lo vio, que respondan», afirmó la gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez.

Sus asesinos grabaron el crimen con un celular y lo publicaron en las redes sociales, tacharon de ‘loco’ a Alexa y le amenazaron con múltiples agresiones. Hasta el momento, las autoridades de Puerto Rico no han dado detalles sobre la investigación, McDonald’s no se ha manifestado sobre lo sucedido en sus instalaciones y Bad Bunny le dio visibilidad global a una causa que no puede pasar sin precedente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here