Brad Thorson, el ex futbolista de la NFL que jugó brevemente con los Cardenales de Arizona, sale del armario a través de una nota que publicó en su blog el pasado 4 de julio.

Me han dicho muchas veces que el proceso de salir del clóset es catártico. Sin embargo, desde que llegué a un acuerdo con mi sexualidad, me pareció difícil e innecesario. Al menos eso es lo que me decía a mí mismo. Así que hoy, lo pondré por escrito y no voy a mirar atrás: «Soy gay».

Yo también soy un atleta. Durante años, he luchado para unir estas dos identidades en mi propia mente. No fue sino hasta que mi carrera deportiva profesional llegó a su fin que entendí mi sexualidad. Ahora, tres años más tarde, por fin estoy dispuesto a compartirlo con la gente.

Si no fuera por la fuerza de los atletas como Jason Collins, Michael Sam y Brian Sims, yo probablemente todavía estaría luchando con mi propia disonancia cognitiva. Cada una de sus historias reforzaron la verdad de que no hay nada malo en ser un atleta competitivo y gay. Así como sus historias me ayudaron a entender y aceptarme a mí mismo, he llegado a un punto en mi vida donde yo espero ayudar a otra persona a entender su identidad como un atleta gay.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here