El pasado sábado 18 de junio el centro de la capital venezolana se llenó de besos y más besos contra la discriminación.

Abriendo espacios para la tolerancia donde personas homosexuales, trans, bisexuales y heterosexuales le dijeron sí al amor al aire libre en Venezuela. “Las besadas no tienen que ser como muchos las imaginamos, a veces las besadas están llenas de besos de amistad, besos en el cachete, en la frente, en la mano. Porque esos besos también valen y siempre están allí, como mucha gente que apoya nuestro activismo”, comentó José Manuel Simons, representante de la Asociación Civil Venezuela Igualitaria.

La actividad organizada por la Alianza Sexo Género Diversa Revolucionaria (ASGDRe) en asociación con otras agrupaciones reunió a activistas, poetas, músicos, y público en general que se acercó a la Librería del Sur, ubicada en el centro de Caracas, a degustar platillos, hablar sobre diversidad y, principalmente, convertir en acción el decreto del gobierno municipal que declara a Caracas como un lugar libre de homolesbotransfobia.

“Caracas es una ciudad abierta a las transformaciones sociales, la gente siempre está lista para avanzar hacia formas mejores; y las malas experiencias que han pasado han generado espacios y eventos como este”, afirmó María Helena Ramírez de ASGDRe a la prensa local.

Los grupos adversos a las manifestaciones de amor también se hicieron presente. “Vino mucha gente religiosa a debatir. Nosotros estamos dispuestas y dispuestos a abarcar el debate religioso desde una conversa pacífica y armoniosa, no queriendo convencer a nadie sino simplemente exponiendo nuestros puntos de vista”, dijo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here