El barrio La Malasaña de Madrid es un afortunado espacio donde Sergio Huerta y Sara Manglano están desafiando los prejuicios de la comunidad general con fotografías que apuntan a esos mismos lugares comunes para reflexionar desde la ironía.

Gay Cliché, que estuvo en el mes de marzo y Lesbian Cliché que se expone en abril son una colección de 60 fotografías, de 30 cada una, en la que los artistas toman todas las creencias que se tienen de nuestra comunidad y las retratan artísticamente, creando así un trabajo a blanco y negro cargado un poco de erotismo, y otro tanto de verdad.

Como lo explica en su página el foGay Cliché, que estuvo en el mes de marzo y Lesbian Clichétógrafo, el proyecto surge de las dos acepciones que da el diccionario de la palabra. Un cliché es una tira de una película fotográfica revelada con imágenes negativas; y es también, un lugar común, idea o expresión demasiado repetida o formularia. “La negatividad del cliché depende no tanto del significado de la palabra en si, sino de lo que cada individuo aporte”.

El término usualmente tiene una connotación negativa. Puede ser pintoresco. muchas veces romántico; pero por lo general desconoce por completo la complejidad de todo lo humano. No obstante, ¿de dónde se originan estas ideas? ¿Acaso su origen viene solamente del desconocimiento, o por el contrario de la experiencia? Cliché debe llevarnos a pensar a homosexuales y heterosexuales por igual.

Cada fotografía va acompañada de un texto reflexivo y personal del chiclé al que pertenece.

Sergio Hurtado es un artista alicantino, que encontró en la fotografía el mejor medio para plasmar sus ideas, después de pasar por la pintura, la escritura y las artes escénicas. Por su lado, Sara Manglano, es una chica de Alcalá de Henares, que desde el principio se identificó con las representaciones visuales, por la cual trabajó como fotógrafa amateur, hasta que en el 2011 decidió estudiarlo en la EFTI.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here