Distrito escolar impidió a jóvenes formar una agrupación para combatir la discriminación en Leesburg, cerca de Orlando.

Una escuela intermedia del centro de Florida que quiso establecer una alianza entre estudiantes gays y heterosexuales para contrarrestar la intimidación. Las autoridades escolares les negó la posibilidad, pero un reciente fallo de una corte federal lo ha permitido.

En 2013 la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) demandó a la Junta Escolar del Condado de Lake por prohibir a los estudiantes formar la Alianza Gay-Heterosexual (GSA) en la Escuela Intermedia Carver en la ciudad de Leesburg.

Los estudiantes de la escuela Carver pidieron permiso para formar la GSA durante el año escolar 2011-2012 y la directora les negó el permiso. La junta escolar añadió que el club “no es una extensión del currículo escolar” y no podía crearse en una escuela intermedia.

La ACLU demandó a la junta escolar por violar la Ley federal de Igualdad de Acceso, donde se consigna que no puede negarse la creación de grupos de estudiantes en base en al contenido religioso, político, filosófico u otro de sus reuniones.

Un tribunal federal de distrito decidió en 2015 que la Ley de Igualdad de Acceso no aplica a las escuelas intermedias, solo a las secundarias, y que a los estudiantes no se les estaban violando sus derechos.

En la decisión final un panel de tres jueces del Tribunal del Undécimo Circuito de Apelaciones, con sede en Atlanta, determinó que el estatuto sí se extiende a las intermedias y que la escuela no le puede prohibir al grupo de estudiantes formar la GSA.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here