Colombia ha creado un decreto a partir del que se pueda hacer frente al bullying que siguen sufriendo adolescentes y niños en los colegios.

Tras el comentado suicidio del estudiante Sergio Urrego, el alto Consejero Presidencial para los Derechos Humanos, Guillermo Rivera, ha anunciado que el decreto por el cual se sancionará las conductas discriminatorias en centros educativos, cárceles y hospitales está preparado para su promulgación.

Según ha explicado Rivera, la norma establece un obligatorio enfoque diferencial de los casos de discriminación a las personas del colectivo LGTBI, y establece como falta disciplinaria grave la exclusión por orientación sexual o identidad y expresión de género.

Cabe destacar que la nueva norma también será aplicada a directivos y plantilla de las diferentes instituciones. En palabras de Guillermo Rivera:

Esa falta disciplinaria tendrá que ser sancionada con las medidas que se establezcan en los manuales de convivencia, que pueden ir desde las amonestaciones hasta las expulsiones ya sea de estudiantes, directivos o profesores de las diferentes instituciones educativas.

Hasta finales de mes se contempla la inclusión de comentarios, observaciones y propuestas al proyecto de Decreto, cuyo objetivo es crear una política pública que garantice el cumplimiento del respeto a la diversidad sexual y de identidad de género.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here