En la pasada Asamblea de la OEA que se cerró este jueves, el gobierno colombiano tomó una postura que al pedir modificaciones a una resolución sobre derechos humanos, amenazaba a mujeres y sectores LGBTI+.

Está claro que el gobierno de Iván Duque tiene una fuerte tendencia a desconocer los sectores históricamente minorizados, sin embargo, en la 50a Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) 2020, realizada de manera virtual, la cancillería colombiana propuso hacer unas modificaciones en el lenguaje empleado en la resolución de derechos humanos.

Aunque la solicitud realizada en cabeza de la canciller de Colombia, Claudia Blum, no tuvo acogida por los 34 representantes de los países integrantes, sí deja clara una postura antiderechos por parte del Gobierno en el marco de la región.

La OEA ha logrado, como sistema interamericano, crear una unidad LGBTI para la defensa de los derechos de los sectores poblacionales diversos con informes sobre discriminación, que han permitido conocer el panorama de la región superando la falta de interés y de garantía de protección por parte de los mismos estados.

De acuerdo con la información dada a conocer por la Redacción Sin Clóset de El Espectador, entre las modificaciones que buscaba incluir Colombia, que la marcaron en una postura ultraconservadora, eran:

  • «Incluir el derecho de los padres a que sus hijos reciban educación religiosa y moral de acuerdo con sus convicciones«.
  • «Hacer énfasis en que los derechos a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión o creencia y la libertad de expresión pudieran desempeñarse en la lucha contra todas las formas de intolerancia, violencia y discriminación de todo tipo».
  • «Eliminar el término ‘enfoque interseccional’ en algunos de los párrafos que dan pautas de cómo debe trabajar la Comisión Interamericana de Mujeres y cómo debe promover los derechos de las mujeres y las niñas».

Estas solicitudes han sido catalogadas como una vergüenza internacional para Colombia por parte de organizaciones defensoras de derechos humanos en el país. Sin embargo, es un tema que tampoco es de extrañarse, debido a la influencia de Alejandro Ordóñez, actual embajador de Colombia ante la OEA, quien lideró una cacería antiderechos LGBTI+ cuando fue Procurador General de la Nación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here