Héctor Sánchez Escorcia, diseñador de modas de 42 años abiertamente gay, presentó en noviembre de 2015 una acción de tutela para solicitar la protección de sus derechos fundamentales, a la no discriminación, la igualdad, el libre desarrollo de la personalidad y la dignidad humana.

Los actos de discriminación contra Sánchez estuvieron marcados por la violencia verbal y las amenazas. Dañaron algunos bienes de su casa, donde vive con sus padres, quienes también han sido víctimas de las agresiones.

La Corte Constitucional ordenó en la sentencia T-141/17 “cesar de manera inmediata cualquier acto de discriminación ejercido contra él”:

“Abstenerse de hacer alusión a la orientación sexual de cualquier residente con el propósito de ofender y/o agredir, a través del uso de epítetos insultantes y/o descalificatorios”.

El conjunto residencial tiene 8 casas y los señalamientos van directamente contra los propietarios de las casas 3, 4, 6 y 7. Él reside en la casa número 8, donde vive desde hace 23 años en el norte de Barranquilla.




Esta sentencia pone las palabras “mariquita”, “maricón” y las amenazas directas como actos de homofobia. ¡Un gran logro legal en contra de la homofobia en Colombia!

Compartir
LGBT Community Network, enfocada al desarrollo de procesos de visibilización y reconocimiento de los derechos de esta población.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here