Frente a las controversiales disputas entre los candidatos para la presidencia, Carlos Alvarado arrasó en la segunda vuelta, convirtiéndose en el nuevo Presidente de Costa Rica.

Después de darse a conocer los resultados de la primera vuelta en la contienda presidencial, en la que se posicionó a Fabricio Alvarado, el pastor evangélico comprometido con la disolución del tratado de igualdad, como el más elegible por preferencia colectiva, fue alcanzada la victoria en este segundo llamado a votación por el ahora Presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado exministro oficialista de Desarrollo social.

Ambos candidatos presentaron posiciones políticas muy diferentes en sus campañas, donde se delegó un compromiso mayor y más adherido a la misma comunidad en el momento de hacer efectivo su voto, dando prioridad a la construcción social como impulso en el avance de procesos de inclusión, igualdad, desarrollo humano y educación.

Sin embargo, estos altercados políticos en los que se embarcaron el desarrollo social de Costa Rica y la igualdad de derechos en la población LGBT como primordiales puntos de discusión, trajeron consigo un constante rechazo e inequidad en temas de inclusión y reconocimiento de la diversidad por parte de la comunidad costarricense, ligada mayormente al fundamentalismo religioso que se introducía desde la política en las campañas previas a elecciones.

Igualdad
FOTO: panamatoday.com

Pese a ello, en esta ocasión la visibilización y participación de la misma población LGBT en su ejercicio electoral al igual que de las personas comprometidas con el cambio social, se hicieron más fuertes y fueron de manera importante un plus decisivo para el resultado final en las urnas de votación.

Carlos Alvarado periodista, escritor y politólogo de centroizquierda, evidencia su relación directa con la adopción del fallo que permite avanzar en la agenda de la igualdad en Costa Rica, un discurso de respeto por los derechos humanos y la conformación de un gobierno de unidad que el mandatario se permitió emitir durante su campaña electoral.

Este triunfo efectuado en miras de la igualdad, reconoce también el histórico hecho que posiciona a Epsy Campbell, como la primera mujer afrodescendiente en ser electa para la vicepresidencia en América latina.

Campbell ha hecho frente durante su carrera política a la lucha por la erradicación del racismo y la discriminación. Tras recibir constantes insultos por su incidencia en la defensa de la igualdad de derechos, Epsy destaca en su ejercicio desarrollado en temas de empleo, género, mujeres, derechos humanos, desarrollo social, pueblos afrodescendientes e indígenas, un alto grado de propiedad frente a la situación que acoge a su país, haciéndola apta en el mismo proceso de fortalecimiento social.

Como imagen que protagonizó la campaña por el Día Internacional de la Mujer, en representación de lo que se busca incrementar en Costa Rica por el tema de género, el ahora presidente Carlos Alvarado, realza su labor, recordando el importante papel que juega la mujer en su país, señalando a su vez a Campbell como un ejemplo claro de liderazgo que suma en la transformación de una sociedad equitativa .

«Nosotras las mujeres de Costa Rica hemos aportado en el desarrollo nacional, hemos ascendido, producto del esfuerzo, de la dedicación, de nuestras capacidades»

Un trabajo que prevé enmarcar a la igualdad y al respeto como motor que impulsa sin duda a los costarricenses a ser partícipes del desarrollo humano en su reconstrucción como sociedad incluyente y diversa, es lo que se espera de la labor que se ejercerá en este nuevo mandato presidencial.

Aplausos a esta gran victoria de los derechos humanos en América Latina, logrando de nuevo que la hegemonía ultraconservadora que busca oprimir las minorías con la excusa de un discurso de manipulación religiosa sea derrotada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here