Este 31 de marzo que conmemoramos el Día Internacional de la Visibilidad Trans, la reconocida bióloga y activista Brigitte Baptiste nos invita a pensarnos lo trans como una experiencia de aprendizaje y vida.

La rectora de la Universidad EAN, se sentó a conversar con Miss Lesley Wolf por Instagram Live, gracias al apoyo de Laboratorios Richmond Colombia para hablar sobre temas de diversidad, VIH y PrEP.

En esta fecha tan especial, uno de los rostros trans que goza de mayor reconocimiento en Colombia, celebra sus 22 años de nombrarse y reconocerse como Brigitte, reafirmando la importancia de la espontaneidad y el derecho a equivocarse.

“Hay que arriesgarse y renovar errores”, afirma Brigitte.

En Colombia, solo en 2020 se registraron 32 asesinatos de personas trans en el país según la Red Comunitaria Trans. Esta misma organización denunció que pasadas las primeras seis semanas de 2021 ya había otros cinco casos más, dentro de los casos que es posible documentar.


Así, como una vía de generar empatía con un sector poblacional fuertemente invisibilizado por la sociedad, Baptiste señala que “todas las personas deberíamos ser un poquito trans”.

En un contexto social, que aparentemente es cada vez más abierto e incluyente con las diversidades sexuales y de género, es ideal que “tratemos de descubrirnos desde muy adentro y arriesguémonos a ser, arriesguémonos a jugar”, dice la bióloga.

Al permitirnos experimentar más allá de la heternormatividad, estamos permitiendo abrir nuestra mente y naturalizar las experiencias de vida trans que no deberían ser tan ajenas a las demás.

Para esto, tenemos el ejemplo de Miss Lesley Wolf, que muchxs conocieron por ser finalista en la competencia de drag digital Love for the Arts, es una artista de 40 años que ahora goza de haberle dado libertad a su otro rostro para vivir la diversidad y el arte.

“La libertad es lo que nos da lo humano, nos da legitimidad, nos provee identidad, es la condición humana más digna. Sin libertad no tenemos la posibilidad de responder por nuestros actos, no tenemos la capacidad de crear. Por supuesto la libertad asusta, porque exige un experimento permanente. La posibilidad de encontrar una posición en el mundo”, reflexiona Baptiste.

Por esto es que la invitación hoy es permitir realizar esa transición de las normas que nos dictaron desde pequeñxs, jugar y experimentar con lo masculino, lo femenino, lo queer y encontrarnos de nuevo en las posibilidades, a ser empáticxs con quienes lo hagan. Al hacerlo, no solo permitimos que nuestros seres evolucionen, sino que logramos que el entorno sea más inclusivo.

¿Y tú, estás listx para hacer de este un mundo trans?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here