En Dinamarca la transexualidad no es una enfermedad psíquica, tras decisión de las autoridades sanitarias danesas.

Desde el pasado 1 de enero la transexualidad fue retirada por el Ministerio de Salud de Dinamarca de la lista de enfermedades psicológicas, convirtiéndose en el primer país del mundo en dar este paso.

Sin embargo, no se ha cambiado el procedimiento para acceder al cambio de sexo o a un tratamiento hormonal. Las personas que sienten que han nacido en el cuerpo equivocado y que preferirían pertenecer al sexo opuesto, deben pasar primero por una serie de exámenes psicológicos.

La población LGBT danesa celebró la decisión: “Esto elimina el estigma que existía en la sanidad para las personas trans”, dijo el presidente de la federación nacional LGBT, Søren Laursen.

Aún falta camino, en el catálogo de diagnósticos internacional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) aún se considera la transexualidad como un “trastorno de la identidad sexual”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here