Ya pasaron más de cuarenta años de los acontecimientos de Stonewall, en los Estados Unidos, que marcaron un punto de partida en la lucha por los derechos que se han ganado y los que vendrán.

Hoy en día la aceptación por parte de la sociedad hacia nuestra comunidad, navega entre extremos muy opuestos; en algunas regiones del mundo existe la pena de muerte para todo aquel que se identifique como hombre o mujer LGBT, mientras que, en más de veinte se castiga con penas de prisión perpetua o castigos menores.

Pero no todo es malo, porque mientras en algunos países nos castigan, en otros veinticinco ya es legal el matrimonio igualitario. Parece increíble que, en un mismo tiempo, se convivan en realidades tan opuestas.

Sin embargo, más allá de la doctrina que cada país adopte, es hermoso y esperanzador, ver cómo parte de la generación actual, tiene una visión libre, pero sobre todo, abierta sobre el amor.

https://www.youtube.com/watch?v=3zhn7p4hhoc

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here