En Telesur la diputada venezolana Tamara Adrián habló sobre la reforma en la que el parlamento venezolano discutirá las uniones de hecho igualitarias.

Tamara Adrián Hernández, diputada y abogada venezolana.
Tamara Adrián Hernández, diputada y abogada venezolana.

La diputada Tamara Adrián destapó la olla. En el programa Siete Preguntas que conduce el periodista Ernesto Villegas a través de la cadena Telesur lanzó la primicia de que la Asamblea Nacional (AN) venezolana discutirá en mes y medio una reforma de la Ley Orgánica de Registro Civil, la cual incluiría las uniones de hecho igualitarias. “Porque también en Venezuela las parejas no casadas están en una situación de minusvalía”, dijo Adrián.

Asimismo, hizo otro anuncio importante. Esta reforma legal permitiría el otorgamiento de nueva partida de nacimiento y documentación por vía administrativa para las personas trans sin ningún requisito patologizante o quirúrgico, tomando como ejemplo las legislaciones aprobadas en Argentina y Uruguay. Esto significa que no habrá que presentar un informe psicológico o ser obligadas y obligados a realizar una reasignación de sexo para tener derecho a disfrutar de su identidad legalmente. Sin embargo, no informó si también está contemplado el cambio de género en el nuevo documento de identidad que tendrían las personas trans.

¿Terminará el matrimonio igualitario como otra oferta engañosa?, le pregunta el entrevistador. A lo que responde “Espero que no”. Expuso que la homofobia y la transfobia son comportamientos adquiridos, porque nadie nace racista o sexista, nadie nace homofóbico o transfóbico, se forma en la familia, en la iglesia, en las calles o eventualmente en los propios colegios. Adrián argumenta que la superación de la homofobia y transfobia solo es posible con educación.

Culmina comentando sobre el contexto histórico del tratamiento de estos temas en el parlamento,“cuando era mayoría chavista, la Asamblea Nacional durante 10 años nunca, y a pesar de las múltiples solicitudes que se le hizo, inclusive un proyecto promovido por iniciativa popular y entregado el 31 de enero del año 2014 que constitucionalmente tendría que haber sido discutido en ese año, tampoco se discutió. Sin embargo, reconozco que existen alianzas y aliados en todos los partidos”.

El mismo amor, los mismos derechos. Matrimonio Igualitario
La Asociación Civil Venezuela Igualitaria nace con el propósito de unir esfuerzos para la inclusión de derechos por discriminación sexual, identidad de género y expresión de género.

Según Adrián, el proyecto no incluye el matrimonio igualitario “porque el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en Sala Constitucional, en sentencia del 28 de febrero del año 2008 dijo que el matrimonio (igualitario) no iba. En consecuencia, hasta que no pueda revertirse esa decisión del TSJ”

La Asociación Civil Venezuela Igualitaria ante la respuesta de la diputada de que el matrimonio igualitario no será incluido en la discusión parlamentaria hasta tanto no se revierta la sentencia la decisión del TSJ declaró: “Olvidando (oportunamente desde esta nueva postura) que la misma sentencia deja en manos del poder legislativo la responsabilidad de decidir al respecto. Que la diputada suplente vea (ahora que ocupa esa posición de poder) como obstáculo para la discusión del matrimonio igualitario en la AN y utilice como recurso argumental la sentencia 190 del año 2008 del TSJ es signo de su debilidad ante la Mesa de la Unidad Democrática, demuestra su falta de compromiso y coherencia con la causa que la llevó a ser diputada suplente”.

Matrimonio igualitario Venezuela
El proyecto de ley de #MatrimonioIgualitarioVe está en manos de la Asamblea Nacional desde el 31 de enero de 2014.

Giovanni Piermattei, presidente de esta organización que comandó la recolección de firmas por el matrimonio igualitario en el año 2014, destacó que “parece tan evidente que tal y como ha sucedido en otras latitudes (cuando el peso de la religión se impone) habló del proyecto de Ley de Uniones Civiles Igualitarias, al cual no nos oponemos, pero que no se traduce en igualdad jurídica para las parejas del mismo sexo y/o género, y mucho menos nos conduce al objetivo real del matrimonio igualitario que es la reivindicación de las personas a ser, existir y amar diferente aun cuando no decidan casarse”.

Finaliza con la siguiente reflexión: “hasta cuándo vamos a estar pasándonos la pelotica del TSJ a la Asamblea Nacional y de la AN al Tribunal Supremo de Justicia”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here