En México hay un ceñido debate entre conceder derechos matrimoniales y de adopción a las parejas del mismo sexo.

“Atentan contra la naturaleza humana misma” es el argumento de los autodenominados “nación evangélica”, representantes de todo el país de la iglesia evangélica. Esta iniciativa ciudadana solicitó formalmente a diputados federales y senadores que no aprueben la iniciativa presidencial para legalizar las bodas y adopciones gay.

Los evangelistas, coordinados por Aarón Lara, expresaron sus preocupaciones por la propuesta del Presidente de la República de legalizar los matrimonios igualitarios y aclararon que no son homofóbicos.

Las leyes deben sujetarse a los principios de la naturaleza y hasta el momento no existe ninguna prueba científica que demuestre que un niño se conciba sin la participación de un hombre y una mujer y, por tanto, ese menor de edad debe ser educado por una pareja heterosexual” recordó la diputada panista Claudia Sánchez.

Edith Martínez Guzmán, del Partido Encuentro Social, integrante de la Comisión de Atención a Grupos Vulnerables, además de ser secretaria de las comisiones de Derechos de la Niñez y de Gobernación de la Cámara de Diputados, explicó que la iniciativa ciudadana se presentará el 1 de septiembre y que los integrantes de las iglesias cristianas y evangélicas promoverán firmas hasta alcanzar un millón.

Esta iniciativa presidencial está en la Cámara de Diputados y la legisladora explicó que se buscará la realización de foros y conferencias para que se cuente con toda la información y se escuche a todas las posiciones.

El pasado 17 de mayo, el presidente Peña Nieto propuso al Congreso reconocer en la Constitución el matrimonio entre personas del mismo sexo. Con una modificación del artículo 4 se reconocerá como “un derecho humano que las personas puedan contraer matrimonio sin discriminación alguna”, dijo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here