En Colombia, el lobby cristiano en el Congreso de la República logra su evangelización para conseguir el respaldo del partido de gobierno y así promover la discriminación en el PND (Plan Nacional de Desarrollo) de Iván Duque.

Aunque en el fondo no nos extrañe, ya que el gobierno de Iván Duque a través de su partido, Centro Democrático, es fuertemente conservador, sobre todo por su alianza en la búsqueda de poder con partidos políticos cristianos, si es altamente preocupante como Colombia retrocede significativamente en la protección de los derechos y la seguridad de grupos poblacionales vulnerables en el país.

Sumada a la alarmante cifra de 29 líderes sociales asesinados durante el primer trimestre, según el reporte de la ONU, el cual manifestó que una de las causas de estos homicidios es “la falta de presencia estatal en las regiones en las que hacen presencia los grupos armados y la no implementación del acuerdo de paz en lo concerniente a la reforma rural integral y la sustitución de cultivos”, en días pasados la bancada de gobierno acogió la propuesta del movimiento Colombia Justa y Libres, liderado por el senador John Milton Rodríguez, de eliminar las terminologías y referencias a la población LGBTI en el Plan Nacional de Desarrollo Nacional, invisibilizando de tajo a las personas gais, lesbianas, bisexuales, transgénero e intersexuales en el país.

Frente a este nuevo ataque contra nuestra población, que ha sido una actitud reiterativa del partido de Gobierno y de los movimientos cristianos que se han dedicado a mercadear con los derechos de quienes vamos en contravía de sus creencias religiosas, el Representante a la Cámara Mauricio Toro, del partido Verde, hizo una denuncia pública a través de un comunicado en el que afirma que de 1.600 páginas que tiene el documento del PND, solo 10 se refieren a la población LGBTI y el senador Rodríguez con su colectivo político buscan eliminar cualquier mención.

“Todas las comunidades de este país tienen un capítulo de 30 a 40 páginas: negritudes, indígenas, raizales, mujeres, personas con discapacidad y nosotros somos el único capítulo que no teníamos ni metas, ni presupuesto asignado”, declaró el congresista Mauricio Toro a Blu Radio y en sus redes sociales.

Continuando con el trasnochado argumento de una supuesta ideología de género y de una igualdad para toda la población sin segmentar a los sectores LGBTI, el movimiento Colombia Justa y Libres y el senador John Milton Rodríguez llevaron a cabo un lobby político para eliminar las diversidades sexuales y de género del PND.

Con esta estrategia también buscaron que se eliminara la relación entre igualdad, equidad y desarrollo económico, eliminar cualquier referencia a los temas LGBTI para invisibilizarnos frente al Gobierno Nacional, también buscan eliminar el párrafo que hace referencia a la salud mental y la discriminación a la población diversa. Además, eliminaron toda referencia a organizaciones LGBTI, estudios de la UNESCO sobre el suicidio y peor aún el nombre de Sergio Urrego, ignorando de esta forma a las niñas, niños y adolescentes víctimas de la discriminación por homofobia y transfobia.

Y por si fuera poco, justamente esta semana, el movimiento Colombia Justa y Libres, quienes dieron el aval a Viviane Morales para buscar la pre-candidatura a la Presidencia el año pasado, junto al Partido Mira, logró en el mismo PND, el artículo en el cual se generará una política pública de libertad religiosa de cultos y conciencia en cabeza. Un apartado que jugará en contra de la libre expresión y la diversidad, permitiendo la discriminación por parte del estado con la excusa de libertad de conciencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

CAPTCHA ImageChange Image