Ha muerto Bimba Bosé tras años de lucha contra el cáncer. Su tendencia sexual ambigua, sin tapujos, la hacía bandera.

En la noche de antier, 22 de enero, a sus 41 años Bosé falleció, tras dos años de lucha contra una metástasis en huesos, hígado y cerebro. En mayo de 2014 la italo-española hizo público que tenía un tumor maligno en el pecho izquierdo.

Nacida en Roma, es nieta de la actriz italiana Lucia Bosé (1931) y del torero Luis Miguel Dominguín (1955-1967), y sobrina del cantante Miguel Bosé. Sus padres son Lucía González Bosé y Alessandro Stefano Salvatore, el interés por la cultura y el mundo artístico siempre estuvo muy presente en su vida, desde sus raíces.

Tras saber la existencia del cáncer de mamá se hizo imagen de las diversas campañas de concientización hacia la lucha contra la enfermedad.

Una de las tías de Bimba ha explicado que Miguel Bosé no podrá estar presente en el sepelio porque está fuera y el enlace de aviones no se lo permite. Pero si se espera que algunas caras conocidas como Pedro Almodóvar, Alaska o Bibiana Fernández acudan a la ceremonia para dar el último adiós a la modelo.

Esta modelo era todo un icono de la androginia y también de la modernidad. David Delfín la convirtió en su musa y La Terremoto de Alcorcón en su versión de la canción ‘Hung Up’ dice “Yo quise ser Bimba Bosé”.

En múltiples entrevistas se mostró afable a la población LGBT. En febrero de 2014, poco antes de que le detectaran el cáncer, un periodista le preguntaba por su bisexualidad y ella respondió con una de sus frases más recordadas: “El amor es el amor y no tiene límite de sexualidad ni de penes, ni vaginas”.

Su aspecto andrógino le ayudó a explotar su ambigüedad, algo de lo que hacía bandera y de lo que se sentía muy orgullosa, como nosotros de ella. ¡Descanse en paz!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here