Katy Perry (Katheryn Hudson) hizo una nueva confesión sobre su sexualidad en la gala de la Human Rights Campaign de Los Ángeles, donde fue reconocida con el premio nacional de la igualdad.

Perry al recordar la canción que la hizo famosa, “I Kissed a Girl” (“Besé a una chica”, en español) confesó:

“En ese momento no sabía muchas cosas de la vida. Lo que sí sabía era que tenía mucha curiosidad e incluso entonces sabía que la sexualidad no era tan blanca como el vestido que llevaba”

Refiriéndose a cuando transitaba los 20 años y conoció otra realidad al salir de su casa. Los padres de Katy son pastores, es una familia muy religiosa. Según explicó, la visión que, como religiosos, sus padres tenían de la homosexualidad era muy negativa y conservadora.

Al enfrentarse al mundo se dio cuenta que esto no era así y su pensamiento cambió totalmente:

“Me di cuenta que estas personas no eran como me habían enseñado. Son los más libres, fuertes, amables e inclusivos que he conocido. Estimulan mi mente y mi corazón. Son mágicos porque están viviendo su verdad”

En su momento Perry comentó que en su adolescencia besó a su amiga porque quería probar qué se sentía. “Con la canción supe que comencé una conversación que gran parte del mundo estaba ansioso por empezar”, agregó.

La cantante asegura que seguirá luchando por la igualdad: “tengo que defender lo que siento que es verdad. Justicia para todos, punto”.

https://www.youtube.com/watch?v=AlHmfR6-STs

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here