Una teoría loca (o no) ha surgido recientemente y asegura que la estatua de la libertad de Nueva York es ni más ni menos que un hombre.

No hay nada confirmado aún. Fox ha emitido un reportaje en el que sugiere que la persona en la que se inspiraron para la mítica figura no sería la madre del escultor Frédéric Auguste Bartholdi, sino su propio hermano.

Tras ser analizada por expertos, la estatua parecería tener más rasgos definitorios del sexo masculino que del femenino. Además, la historia del escultor y su hermano tiene trasfondo: el hermano estaba loco y Bartholdi acudía a verle semanalmente. No hablaban mucho, por lo que se pasaban horas mirándose sin decir nada, un indicador de que podría haberse convertido en su muso de forma casi accidental.

Por lo tanto, si así se confirmara (algo muy complicado a menos que se encuentren pruebas) estaríamos ante una Estatua de la Libertad transexual, algo que volvería locos a los americanos más conservadores y que a los demás nos encantaría.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here