“Me tomo una pastilla y ya no me pasa nada” una creencia errónea de una enfermedad que aún deja una importante huella mortal.

El diario Milenio de México conversó con La Casa de la Sal, una organización dedicada al apoyo de personas diagnosticadas con el virus de la inmunodeficiencia humana. Esta organización destaca en la entrevista que en la última década el VIH entre adolescentes y jóvenes se ha incrementado en México.

Según cifras del Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH y el Sida (Censida), la incidencia de jóvenes contagiados aumentó entre 2006 y 2015 de 2.6 a 4.8 por ciento entre personas de 10 a 19 años, y de 20.6 a 40.8 por ciento en el grupo de 20 a 29 años. Además, destaca que en adultos mayores de 30 años los porcentajes han disminuido al pasar de 65.4% a 53.8% en el mismo periodo.

Para Olivia Maldonado, directora general de La Casa de la Sal, el incremento en casos de adolescentes y jóvenes es preocupante y se explica por una falta de conciencia del riesgo de lo que implica contraer el virus:

Lo que llama mucho la atención es que muchos de los nuevos casos son en adolescentes. Ahora tienen la idea de que el sida es una enfermedad en la que ‘me tomo una pastilla y ya no me pasa nada, ya no me muero’; ya le perdieron el miedo y, por lo tanto, ya no se protegen.

Maldonado explicó que el incremento en la estadística también se debe a que hay muchos programas de detección y una mayor insistencia en que se hagan pruebas. Antes, agregó, por cada persona a la que se le diagnosticaba el virus había cuatro que lo desconocían, hoy la relación bajó a dos personas que lo ignoran por cada una que está enterada.

Hay avances en la política pública en la materia, como la gratuidad de tratamientos y el combate a la discriminación; sin embargo, todavía falta el abastecimiento de medicamento en las áreas lejanas a las ciudades grandes, concluye Maldonado.

Estadística de atención

• En 2015 la organización civil La Casa de la Sal atendió a 10 mil 737 personas, 32 por ciento más que en 2014.

• Otorgó sesiones de prevención a 4 mil 852 adolescentes, un incremento de 35 por ciento en el mismo lapso.

• También brindó 3 mil 851 acompañamientos hospitalarios el año pasado, 51por ciento más que en 2014.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here