Te despiertas una mañana y al prender el celular ves un mensaje de un amigo que te dice que hay alguien bajo un perfil anónimo en una aplicación de ligue, con el nombre de “Denuncia VIH”, que está enviando tu foto junto con un mensaje que invita a las personas a denunciarte por exponerlos al virus.

Esto le sucedió a un conocido. El mensaje al que hacía referencia le decía a los demás que tomaran acciones penales por el delito de propagación de VIH o de la hepatitis B mencionado en el Artículo 370 del Código Penal, el cual puede dar de 6 a 12 años de prisión.

“Eventualmente si usted no es víctima, impida ser persuadido por el sujeto a sostener relaciones sexuales de alta exposición. Su salud sexual es un deber fundamental y no puede ser alineado por acciones externas reprochables. Denunciar es un mecanismo efectivo para imputarle la responsabilidad penal por la transmisión de VIH a este individuo”, precisaba el mensaje que estaba siendo enviado masivamente.

“¿Qué puedo hacer?”, me preguntó. Fácil, si tienes información de la persona que lo está realizando, lo puedes demandar por injuria, calumnia y la violación del Artículo 24 de la Ley 1755 de 2015, sobre la privacidad del historial clínico. Me explicaré a continuación.

Este “delito de propagación de VIH o de la hepatitis B” fue declarado inexequible por la Corte Constitucional en Sentencia C-248 del 5 de junio de 2019 porque la tipificación de la propagación de estos dos virus vulnera el principio de “igualdad y libre desarrollo de la personalidad”.

Para explicarlo, el Alto Tribunal declaró ilegal este artículo porque, por un lado, señaló que era injusto que al VIH y VHB se le otorgara un trato especial y mayormente grave cuando hay muchas otras infecciones que también son análogamente transmisibles. Además, teniendo en cuenta que en particular estas condiciones han sufrido un rechazo y repulsión social porque lo que merecían es la defensa de su principio de igualdad. Por otro lado, consideraron que violaba el libre desarrollo de la personalidad pues violentaba el derecho al disfrute y goce pleno de la sexualidad.

Hay que entender que en el momento en que se creó el artículo que sancionaba la propagación del VIH, el cual se remota al Decreto 559 de 1991, esta era una condición que todavía no tenía un tratamiento bien estructurado y los riesgos de transmisión del virus eran mayores y menos controlables.

Pero ya han pasado tres décadas desde el descubrimiento del AZT como el primer medicamento que controlaba el virus y 20 años desde que se organizaron los esquemas antirretrovirales que conocemos hoy en día, que funcionan con tres medicamentos que trabajan en conjunto para suprimir el virus y darle calidad de vida a la persona seropositiva, volviéndola indetectable y por lo tanto intransmisible.

Justamente Health Affairs publicó un artículo investigativo titulado “Veinte años de la terapia antirretroviral para personas viviendo con VIH: costos globales, triunfos en salud, beneficios económicos”, donde exponen que gracias a este tratamiento alrededor de 10 millones de muertes relacionadas con SIDA y más de 40 millones de nuevas infecciones se han evitado a nivel mundial.

Si además tenemos en cuenta que en Colombia contamos con la Ley 972 de 2005, la cual nos garantiza a las personas que vivimos con el virus un tratamiento integral, seamos del régimen contributivo o subsidiado, podríamos decir que nuestro contexto actual no nos tiene por qué tratar a las personas que somos seropositivas como presuntos criminales.

Esto si estamos hablando solo del aspecto legal, porque si nos vamos a las responsabilidades sociales de cada individuo, debemos aceptar que todo lo que suceda en una relación sexual consensuada es decisión de ambos. Cada uno sabe las posibles consecuencias de tener relaciones sin preservativo y cada vez que yo decido no utilizarlo está en mí lo que pueda suceder. Porque si hubo consenso, a mí no me infectaron de VIH, yo me infecté.

Entonces, si sabemos que una persona indetectable es intransmisible, además que tengo la herramienta del preservativo para cuidarme, junto con otras opciones de protección combinada como lo son las PreP y la PeP, ¿por qué entraría yo a acusar al otro?

Claro, lo ideal sería que como sociedad tengamos la madurez para hablar de la salud sexual con todas nuestras parejas, entendiendo como salud sexual no solo el VIH y el VHB, sino también las demás ITS y los embarazos; pero también está claro que como sociedad no lo hemos hecho fácil para que las personas vivan abiertamente con su diagnóstico. Y a la final, teniendo todas estas herramientas con las cuales no voy a exponer a mis parejas sexuales al virus así no se lo mencione, ¿por qué la Ley tendría que obligarme a hacerlo y amenazar con cárcel?

Así pues, este perfil falso no solo está cayendo en injuria y calumnia por acusar falsamente a una persona del crimen que ya no es un crimen, sino que además está violentando el Artículo 24 de la Ley 1755 de 2015 que habla de la privacidad de la historia clínica porque ninguna persona tiene el derecho a publicar una condición médica tuya sin tu consentimiento.

Que sea ésta una invitación, no solo a conocer mejor las leyes y no ponerse a hacer falsas denuncias que por el contrario los pueden dejar comprometidos, pero también entender finalmente que mi sexualidad es mi responsabilidad, cuidarme es mi decisión y todo lo que sucede en el momento en que yo decido no ponerme un condón está en mí y no en mi pareja.

6 Comentarios

  1. Que pasa cuando sabes abiertamente el estatus positivo de una persona “te lo ha dicho expresamente” y sabes que está persona no consume retrovirales debido a la falsa creencia que “ese tal virus no existe” y sin embargo sabes que está teniendo sexo sin protección con otras personas (confirmado). Que aparte de eso, le has dicho a esta persona que debería comenzar el tratamiento pero no cree en eso. Hay forma de evitar esto? Hay forma de denunciarlo ? Cuál es el mejor paso a seguir para evitar que siga trasmitiendo?

  2. ¡Hola! Soy Miguel. Mira, esa es una situación complicada pero se resume en esto: primero, no tienes nada que denunciar ahí por lo que expliqué en este artículo, la ley ya no le da un trata especial al VIH frente a otros virus. Socialmente, es otro cuento, pero hay que entender que así esta persona esté teniendo sexo sin protección, lo está haciendo bajo el consentimiento de sus parejas sexuales. Las parejas de está personas asumen las responsabilidades de acostarse con alguien sin protección. Si quieren estar seguros, pues que usen condón en todas sus relaciones o busquen alternativas de protección como lo son la Prep y la Pep. Debemos entender que una relación sexual es de dos personas, y si las dos personas deciden tener relaciones sin protección, cada uno asume esa responsabilidad. A la final, esta persona que es seropositiva, representa el mismo riesgo que cualquiera otra pareja sexual que tengan sin protección donde siempre hay el riesgo de que viva con VIH u otra ITS. Lo que debemos hacer es educarnos como sociedad nos en todas las herramientas que tenemos para protegernos a la hora de tener relaciones sexuales, todas estas herramientas son decisiones personales, y si una persona decide no usar ninguna, pues que asuma la responsabilidad de esto y no lo chute al otro.

  3. Pues la verdad no quedo satisfecho ante la impotencia que me genera, como VIH positivo que soy, veo como esta otra persona va por la vida con su carga viral alta transmitiendo el virus. Y aunque he hecho esfuerzos en tratar de disuadir el hecho de que no quiera tomar la medicacion o de que por lo menos informe a sus parejas sexuales o use proteccion, todo esto ha sido en vano, el ultimo caso fue de alguien de 19 años y la verdad me parte el corazon. Entiendo tu punto de vista de que es un tema de dos pero es un acto tan simplista y patetico cuando se tiene conocimiento de causa de las implicaciones y esa persona juega con sus intenciones, su morbo y su deseo para lograr una pentracion sin proteccion. El desparpajo adicional con el que me comenta las cosas me hace pensar que no deberia estar por ahi como si nada. La verdad a veces los mecanismos legales deberian ser una forma de proteccion ante este tipo de situaciones donde definitivamente hay sedicia.

  4. Yo creo que ya estamos en punto en que cada persona sabe las consecuencias de tener sexo sin protección con cualquier persona. Fiscalizar las ITS no hace sino agrandar los prejuicios, los miedos a ser rechazados. Debemos es educarnos en temas de ITS y autocuidado.

  5. Considero que las respuestas que le das a anónimo no son tan accesibles a una solución, parece como.si hablaras como un oficinista. Sólo respuestas rápidas.
    Un joven de 19 no tiene porqué pasar eso, en especial, cuando por experiencia ,sé que al preguntar a la pareja, tiene sida? Esta responderá no en su Afán de queree penetrar.
    Lo que yo considero, es que, debería haber una ley que obligue a estas personas a tomar su tratamiento médico como algo fundamental para cuidar la salud pública, tal como hacen al controlar los estupefacientes.
    No puede andar esa hijueputa basura engañando a las personas con las que están y tirando sal en la vida de personas ajenas.
    Si este individuo Ya sabe lo que sucede entonces lo está haciendo a propósito y eso me parece ofensivo…
    Muchas personas no conocen la verdad del pasado de otros porque es fácil mentir, si debería haber algo qué force a las personas portadores a seguir un tratamiento de forma disciplinada.

  6. La verdad sería buenísimo que el acceso a los ARV fuesen obligatorios para los pacientes, pero en este momento los que tienen la obligación de darlos son las EPS y hasta ellos están fallando por eso. Muchos pacientes tienen que andar se tutela en tutela para que les den su tratamiento.

    Por otro lado, redunda en lo mismo. Tengas 19 o tengas 40, lo más importante es el autocuidado. No te valgas de lo que diga la otra persona y solo ten relaciones con condón si lo que quieres es cuidarte. Pero la gente que decide no usar condón, está aceptando toda la responsabilidad de esto.

    De todas maneras, se sabe que el mayor riesgo no son las personas que saben que tienen el virus, sino el alrededor del 40% que no saben que lo tienen porque asumen que o no se deben hacer el examen o que hacerlo cada tres años es saber su estado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here