El Distrito Federal anunció que cambiaría todo el procedimiento para hacerlo menos burocrático y más accesible para todas las personas Trans que quieran cambiar legalmente su identidad sexual. Ya hay 500 personas en línea para el trámite.

Jacqueline L’Hoist Tapia, presidenta del Concejo para Eliminar la Discriminación (Copred) habló con La W al respecto y constató: “Al estado y a los gobiernos no nos toca decir quién es hombre y quién es mujer”.

Audio La W:

Si bien en la Ciudad de México las personas ya podían cambiar legalmente su sexo, el anterior proceso era un juicio extenso y muy costoso. Necesitaban cartas de psicólogos y médicos que corroboraran el diagnóstico de disforia de género y el tratamiento hormonal. De esta forma se le cerraba la puerta a todas las personas que se identifiquen con el género fluido, pero todo esto ya cambió.

Para completar el trámite solo es necesario presentar la partida de nacimiento, identificación y comprobante de residencia en el Distrito Federal. El trámite permanece reservado para algún proceso penal, es decir, no queda rastro del cambio de identidad de género y este puede cambiarse las veces que sea necesario.

Por último, esto conlleva a una reducción de costos muy grande. Antes, una persona podía llegar a gastar hasta 30.000 pesos (casi $2.000 dólares), mientras que ahora el precio se reduce a 500 pesos por todo papeleo que requiera. En unos 15 días, contactan las entidades necesarias para cambiar pasaporte y demás documentos necesarios como diplomas y licencias.

Identidad de género

Es importante señalar que éste es un procedimiento solamente avalado para mayores de edad, sin embargo, es a su vez un cambio que quieren lograr a futuro, pues reconocen que son muchos los cambios en que la identidad de género se define en otras edades.

Aunque es un gran paso, L’Hoist Tapia reconoce que todavía se necesita avanzar en la aceptación social de estas personas, pues aunque un papel constate que se es mujer u hombre, no hay forma de asegurar que eso erradique toda forma de discriminación. Pero, un paso a la vez…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here