En la Conferencia ‘Retrovirus e Infecciones Oportunistas’, llevada a cabo en Seattle, Estados Unidos, fueron presentados los avances de un estudio que demostró la parcial efectividad de una vacuna destinada a controlar los niveles de VIH en personas positivas.

Con estos resultados exitosos, el aditamento podría sustituir la medicación diaria de los tratamientos antirretrovirales.

El ensayo fue desarrollado en Barcelona, España, por el Instituto de Investigación del Sida IrisCaixa. Contó con la participación de personas que habían sido detectadas con el virus durante los primeros 6 meses después de la infección.

Fueron tratados con una vacuna llamada MVA.HIVconsv, desarrollada por la Universidad de Oxford y combinada con un fármaco llamada romidepsina, la cual funciona para “despertar” el virus dentro del organismo, esto con el fin de activar las células infectadas que se mantienen en modo latente y que no son reconocidos por el sistema inmunológico.

La única manera de destruir el virus es despertarlo para que el sistema inmune actúe después. El principal objetivo de este estudio es condicionar el sistema inmunológico de los participantes para que éste funcione como lo hacen los de los llamados “controladores virémicos”.

24 voluntarios tomaron la primera fase de la vacuna para ver si su aplicación era segura; una vez superada con éxito esta prueba, se realizó una segunda destinada a verificar la eficiencia de la vacuna. En esta segunda etapa participaron 15 de los 24 seleccionados.

De acuerdo con los resultados presentados, luego de la aplicación de la vacuna en dos diferentes fases, 5 personas participantes lograron controlar el VIH y mantenerlo en cantidades bajas e indetectables en su organismo.

Según los investigadores, es la primera vez que un estudio de este tipo da resultados favorables, pero aclararon que aún quedan cosas por desarrollar y entender.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here