Leelah Alcorn

“Esta noche, en algún lado de América, un joven, digamos un hombre joven, no es capaz de irse a dormir, luchando solo contra un secreto que ha guardado desde que tiene memoria. Pronto, de pronto, va a decidir que es hora de contar su secreto. Lo que pasa después depende de él, su familia; al igual que sus amigos, profesores y comunidad. Pero también depende de nosotros y el tipo de sociedad que sucitamos, el tipo de futuro que construyamos”. – Barack Obama

A raíz del suicidio de Leelah Alcorn, el joven de 17 años, que se hizo noticia gracias a la carta suicida que dejó en su página de Tumblr, el presidente de los Estados Unidos dejó claro en un comunicado que apoyará cualquier iniciativa legislativa que busque prohibir las terapias de conversión en su país.

En la carta, Alcorn deja claro que “mi mamá empezó a llevarme donde un sicólogo, pero solo me llevaba a sicólogos cristianos (quienes están todos viciados), entonces nunca recibí el tratamiento que necesitaba para curar mi depresión. Solo recibí más cristianos diciéndome lo egoísta y equivocado que estaba y que debería buscar la ayuda de Dios”.

Carta de despedida de Leelah Alcorn

El caso de este joven alarmó a los medios de comunicación y la opinión pública, por las terapias de conversión que siempre han sido un tema caliente de discusión y con cada nueva noticia que se publica, más posiciones surgen al respecto. Recordemos la polémica que se generó luego que Randy Thomas, el expresidente de Exodus International, famosa empresa de conversión gay, confesara que es gay y además se disculpara por el daño causado a sus pacientes.

La diferencia es que esta vez llegó una petición a la Casa Blanca pidiendo que promulgaran la ley de Leelah, que prohíbe toda terapia de conversión LGBT, y obtuvo 12.958 firmas de respaldo.

En respuesta, la administración de Obama presentó su apoyo a este o cualquier otro proyecto de ley y reconoció que las terapias de conversión no tienen ningún respaldo científico o ético y que “pueden causar daño sustancial”.

***

Mira el documental que hizo Vice sobre la terapia de conversión en Estados Unidos, publicado en tres partes de 15, 8 y 11 minutos.

Parte 01:

Parte 02:

Parte 03:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here