En Jet-Set, Pedro Santos hace un recuento de lo que ha sucedido en su vida después de revelar públicamente su homosexualidad.

En la portada de Jet-set en septiembre de 2016 Pedro Santos habló abiertamente sobre su homosexualidad. Ahora que ha pasado casi un año, Pedro acepta que los zapatos que se puso han sido difíciles de llenar.

En la revista, el activista reconoce que su regreso al país, después de vivir tres años en Nueva York, tiene un trasfondo más importante que el reconocimiento en los medios de comunicación.

Cheeky cheeky

A post shared by Pedro Santos (@pedrosantosga) on

“Realmente tuve dos salidas: la primera fue a los 14 años con mi familia y mis amigos. La segunda, que fue frente a todo el país, significó ‘ponerme los pantalones’. Cuando uno se acepta y deja atrás las máscaras se reafirma como persona. Eso no solo debe aplicar para los de la población LGBTI. Se me abrieron algunas puertas y entré en el radar de mucha gente”.

Pedro está enfocado, según reconoce para la publicación, en sacar adelante su fundación. Un proyecto con el que quiere ayudar a través del arte, que desarrolló en la infancia junto a su mamá que es pintora, y que fortaleció en sus años de estudios de fotografía y cine en la School of Visual Arts, de Manhattan.

https://www.instagram.com/p/BQQ8KTTDNrL

Esta nueva edición tiene como siempre un tinte diverso, donde ser diferentes a como los demás esperan se convierte en una razón para hacer del mundo algo mucho mejor, sobre todo en tiempos en los cuales Colombia está en una crisis social generada por la polarización y el odio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here