“Esteros” es la ópera prima del director Papu Curotto, una historia autobiográfica que ha recibido excelentes críticas de peritos en el cine y aclamación del público.

Con una historia de amor que trasciende fronteras y va más allá del pensamiento sobre la población LGBT, esta pieza audiovisual es un drama autobiográfico del director argentino Papu Curotto, llega a Brasil, en un filme en el que la problemática de la juventud y la cultura binacional toman también protagonismo.

“Mucha gente más allá del público LGBT se interesó por la película y yo creo que es porque esa historia no muestra solamente una cuestión homosexual. Es una cuestión amorosa. Habla de amor, no de sexo”, contó a Efe el director, que se encuentra en Brasil para el lanzamiento de la película.

El largometraje debuta comercialmente en el país americano después de recibir premios internacionales, como el del 44 Festival de Cine de Gramado (sur de Brasil), en el que recibió el Premio Especial del Jurado y el Premio del Público en la categoría de Película Extranjera.

“‘Esteros’ es una historia muy personal, por lo que mi primera película no podría ser otra. Tuvimos mucho tiempo de desarrollo del guión y estoy muy contento con los resultados”, relató el director, también agraciado con premios en Argentina y Perú.

El guión está basado en la propia historia del director que, durante su infancia en la década de 1990, tuvo el despertar sexual con un amigo del mismo sexo. Ocurrió bajo una educación rígida y con un sentimiento que quedó enclaustrado por diez años, después de los cuales los personajes se reencuentran y tienen la oportunidad de redescubrirse.

Con el incentivo de la guionista argentina Andi Nachon, amiga personal del director, la historia fue adaptada para las pantallas con grabaciones en Pasos de los Libres, pequeña ciudad argentina en la frontera con Brasil, donde ocurrieron los hechos.

Curotto refiere que, a pesar de que todavía hay un largo camino en el combate a la homofobia, la situación de los homosexuales en Argentina mejoró, principalmente en las grandes ciudades.

“En la adolescencia, la sexualidad es un tema difícil de ser tratado. Nosotros todavía estamos experimentando y no siempre nos gusta. Pero en esa fase las ideas marcan nuestras vidas. En mi caso, yo siempre fui muy respetado y amado por mi familia y eso me hizo mucho más fuerte”, reveló.

La condición de crecer tan cerca de Brasil aproximó el director a la cultura del país, lo que también se hace presente en la película; la producción contó con la participación de un estudio brasileño y de dos actores del país: Felipe Titto y Renata Calmon.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here