Elsa no es el único personaje miembro de la población LGBT de Disney. Actitudes, estilos, o las voces que les han prestado nos hacen pensar la orientación de otros tantos personajes.

Ursula

Divine, un famoso drag queen, fué la inspiración para la creación de esta villana. Divine falleció antes de poder ver la animación cobrar vida en La Sirenita, personas cercanas aseguran que no sólo habría adorado el personaje, seguramente habría querido darle vida él mismo.

Úrsula seduce, manipula y es muy dramática. Es cierto que nada de eso la hace específicamente LGBT, pero cuando menos es un personaje ambiguo.

Scar

El Rey León tiene su personaje queer, el temible tío de Simba, quien asesinó a su hermano a sangre fría y casi lograrlo mismo con tu sobrino que es cachorro. todo para conseguir un poder con el que solo trajo miseria al reino.

Scar es lo que se conoce como un gay codificado. Esto es un técnica de guión en cine y TV para identificar a personajes que son claramente queer sin que se haga específico en la historia.

Más allá de la maldad, Scar y sus gestos no son muy masculinos. Además, en todo el tiempo desde que aparece por vez primera y hasta que Simba crece y regresa a tomar su corona, no parece que ninguna leona haya tenido relación alguna con el tirano. Mira con otros ojos El Rey León, no pueden admitir abiertamente su posición, pero pueden enviar mensajes sutiles.

Hades

El dios griego de la muerte y el antagonista de Hércules es lo que estereotípicamente vemos como el mejor amigo gay de la chica protagonista. Es crítico, sarcástico y su melena de fuego azul tiene un estilo que no va con el estereotipo de macho.

Timón y Pumba

El Rey León es una de las más diversas y con más personajes construidos desde su guión como gays codificados. Este simpático dúo aporta la carga de humor clásico de Disney que tienen una actitud extravagante, colorida que insiste en enviar un mensaje de tolerancia: “vive y deja vivir”. Todo esto sin mencionar que literalmente criaron a Simba juntos.

Li Shang

Mulán es una cinta animada basada en la antigua historia china de La Balada de Mulán, que cuenta como una mujer que se convierte en héroe, para ello debe hacerse pasar por hombre para luchar en la guerra.

En este film de Disney podemos encontrar elementos claves LGBT. Tal vez por eso es una de las cintas menos valoradas de la compañía.

Shang, cuando menos es bisexual, a pesar del duro comienzo de interacción que entre tantos hombres pronto se muestra atraída por uno de ellos; aunque sólo da el paso cuando ella se descubre como mujer.

Pleakley

Lilo & Stitch tiene un gran personaje queer, se trata del agente Pleakley. Mientras está en funciones y ante su agencia se identifica como masculino, en presencia de humano cuando requiere disfraz siempre elige uno femenino.

Yzma y Kronk

En The Emperor’s New Groove (El emperador y sus locuras) sus antagonistas tienen un toque queer palpable. Como con Ursula, Yzma es fácil de identificar como el resultado de algo creado con un drag queen como inspiración. Es dramática, fabulosa, sarcástica y extravagante. Su voz se la dio un ícono queer, Eartha Kitt, a quien tal vez reconozcan si les digo que dio vida a Gatubela del Batman de los 60.

Kronk es demasiado ingenuo, lo que lo hace a la vez el perfecto y el peor secuaz para un villano tan ambicioso como Yzma. Este musculoso personaje es sensible, alegre y muy dedicado a las labores del hogar.

Jafar

Históricamente el cine y la TV se han usado características estereotípicamente queer como instrumento de maldad. El villano de Aladíno es uno de los más significativos, este hechicero malvado tiene una clara obsesión con el príncipe de los ladrones y no con la princesa Jasmine.

El genio

Hablando de Aladino y personajes teatrales, dramáticos y extravagantes; Disney tiene también espacio para hacer de las tendencias cliché que usa el entretenimiento una característica queer que da pie al atractivo de bondad y diversión. Genio es un personaje sumamente carismático, y el que nos hace reír y emocionarnos toda la cinta.

Merida

Valiente puso a temblar algunos conservadores porque creían que una niña de 14 años interesada en arquería y no en casarse tenía que ser lesbiana.

Aunque realmente nada que indique a Merida como queer. El personaje es uno de los preferidos por la población LGBT y el feminismo, porque se trata de una niña que vive en la era medieval que tiene un talento fantástico con el arco y es demasiado joven para estar planeando una boda.

Elsa

No podía faltar nuestra inspiración. Con esta reina, Disney se muestra incluyente y le da un giro de comprensión y tolerancia a sus films.

No es culpa de Elsa tener los poderes que tiene y de eso trata Let it Go, de aprender a amarse a uno mismo a pesar de los prejuicios de los demás.

Esta lista tiene la intención de mirar con ojos de respeto a las personas que no quieren etiquetas o tienen miedo de salir del armario. No hay una lista queer oficial de Disney ni nuestra idea es presionar para crearla, solo queremos entender cómo desde su creación estuvo pensado incluir a los LGBT.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here