Ramzan Kadyrov difunde un mensaje en el que pone en sobreaviso su intención de “eliminar” a la población LGBT de su república antes de que comience el Ramadán.

Se oficializa lo que hasta ahora se negaba: el presidente Ramzan Kadyrov está detrás de población LGBT de Chechenia. Las amenazas suben de tono, la purga anti-gay se intensifica.

Como lo habíamos narrado, el diario Novaya Gazeta destapó la historia a principios de mes. En ese momento, la reacción oficial fue negar la evidencia: las informaciones y testimonios que hablaban de desapariciones, detenciones ilegales y asesinatos de hombres gay no podían ser ciertas por la sencilla razón de que en Chechenia no existían personas homosexuales, dijo el portavoz del presidente, Alvi Karimov.




Kadyrov público un mensaje contra las “autodenominadas organizaciones de derechos humanos”, que según él estaban “usando los métodos más indignos, distorsionando la realidad, para intentar mancillar nuestra sociedad, estilo de vida, tradiciones y costumbres”.

Veinte días después, y tras salir a la luz que muchos de los hombres desaparecidos están siendo objeto de abusos y tortura en una prisión secreta en la ciudad rusa de Argun, el propio Kadyrov amenaza a la población LGBT: “los quiero eliminados antes del comienzo de Ramadán”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here