Es la primera vez que en Colombia se reconoce el homicidio de una mujer trans como feminicidio, un gran hito para la Ley Rosa Elvira Cely desde su expedición.

Davinson Stiven Erazo Sánchez de 23 años fue condenado por el Juzgado Segundo Penal de Garzón, Huila, a 20 años de prisión en un centro psiquiátrico por el delito de feminicidio agravado y fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego, accesorios, partes o municiones, luego de dispararle con un arma de fuego por la espalda a Anyela Ramos Claros el pasado 9 de febrero de 2017, mientras ella trabajaba en una peluquería con el mismo nombre.

De acuerdo con declaraciones de Colombia Diversa, éste sería el segundo fallo que reconoce un crimen con una mujer trans como feminicidio en América Latina, luego del asesinato en 2015 de Diana Sacayán, activista de Derechos Humanos en Argentina.

Aunque la Fiscalía identificó a la víctima con su nombre legal asignado al nacer bajo el género masculino, afortunadamente durante el proceso se le presentó con género femenino debido a su descripción física encontrada por el forense y el reconocimiento que tenía de acuerdo con sus relaciones familiares y públicas; además, el hermano de la víctima afirmo que ella era reconocida como mujer y un testigo del asesinato enfatizó el reconocimiento de una víctima femenina.

Igualmente la Fiscalía resaltó que el asesinato, de acuerdo también a declaraciones del victimario, se daba por su calidad de mujer y lo que representaba como mujer trans, haciendo énfasis que no era la primera vez que Erazo la atacaba, ya que en agosto del 2016 intentó agredirla con arma blanca en el mismo lugar de trabajo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here