27 meses de prisión, es la condena que deberá pagar Rosalía Ramírez, veedora del Colegio Gimnasio Castillo Campestre.

Entre los proceso penales que se le adelantan por la participación en los actos de discriminación hechos contra el estudiante Sergio Urrego derivado de su orientación sexual, el caso de Rosalía Ramírez, veedora del colegio Gimnasio Castillo Campestre ya tiene un preacuerdo firmado por la Fiscalía General avalado por la jueza 39 de conocimiento.

Ramírez aceptó su responsabilidad de los cargos que se le imputan, ocultamiento de elementos materiales probatorios y actos de discriminación agravada, por parte de la Fiscalía General.

Precisamente, según la investigación de la Fiscalía, fue ella quien le impuso un memorando a Sergio Urrego después que se conociera una foto en la que aparecía dándose un beso con un compañero de clase y debido a esto fue suspendido. Ramírez consideró que esta conducta iba en contravía del manual de convivencia de la Institución Educativa. Esta mujer fue quien pidió a Urrego Reyes fuera enviado al psicológo y le impidió regresar a las clases hasta que el aval de un profesional.

27 meses de prisión, que pagará en su domicilio, y una multa de 90 millones de pesos, es la condena que tiene Ramírez. La veedora será testigo en el proceso que se adelanta contra la rectora Amanda Azucena Castillo y la psicológa, Ivonne Cheque.

Ramírez reconoció que se borraron los archivos donde se encontraban las amonestaciones, los memorandos en contra de Sergio Urrego y la exigencia del tratamiento psicológico para tratar su condición sexual.

Ramírez acepta que presionó a Urrego y a su compañero sentimental para que le contaran a sus padres en un plazo impuesto por ella impuesto o de lo contrario “se tomaría la atribución” para citar a sus padres.

El abogado Samuel Escobar, quien representa a Alba Reyes, mamá de Sergio Urrego, calificó el fallo como “histórico”. “Esta es la primera sentencia condenatoria por el delito de discriminación con base en la orientación sexual y envía un mensaje claro y contundente a los niños, niñas y adolescentes: “No están solos, la administración de justicia no va a permitir la discriminación”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here