Amaranta Gómez Regalado, es el nombre que recibe esta nueva institución en honor a una activista muxe mexicana.

Amaranta es el nombre de una activista mexicana muxe, término que significa mujer en la cultura zapoteca y es aludido como “tercer género” para referirse a las mujeres trans. Ella ha venido trabajando en conjunto al profesorado chileno para crear esta institución como una alternativa que se articule al sistema escolar binario.

trans
FOTO: uv.mx

“El nombre de la escuela responde a una necesidad de entregar a les niñes una referente donde puedan mirarse y salgan de la nube gris que la sociedad pretende rodearles, con el prejuicio de solo tener la posibilidad de ser estilistas o trabajadoras sexuales” Evelyn Silva

Chile ha sobresalido por su alta visibilización como un país incluyente, esto dado al reconocimiento internacional de Daniela vega, actriz trans ganadora del Oscar.  En materia de derechos LGBT se fortalecen los esfuerzos realizados por la misma población trans, los cuales propiciaron la iniciativa de esta institución en Santiago, la capital de este país.

“La iniciativa de una escuela nació en diciembre del año 2017, cuando nos dimos cuenta que un 15% de las niñas y niños de la Fundación no llegaban a completar el año escolar en sus escuelas”

Esta institución busca principalmente que les niñes y jóvenes, tengan a disposición un espacio que les brinde seguridad y pleno desarrollo de sus capacidades y saberes, alejados de cualquier índice de violencia debido a su identidad de género diversa.

trans
FOTO: concriterio.gt

A partir de su experiencia en este ambiente, el cuerpo estudiantil se prevé que también sean propiciadores de un entorno educativo en ascenso, fortaleciendo el conocimiento como acto político.

“Amaranta es una figura que representa varias luchas sociales y muestra también una forma de ser trans distinta a la que está dando vueltas hoy en la élite social, una forma más liberadora y mucho más enriquecida desde lo cultural, colectivo y familiar”

En esta inauguración participaron otras dos activistas que luchan por la población trans, Romina Ramírez, profesora de historia, y Evelyn Silva, presidente de la Fundación Selenna, quienes manejan una percepción muy amplia y consciente sobre las necesidades de estas personas y el reconocimiento de sus derechos como un puente en el desarrollo en sociedad.

trans
FOTO: eldesconcierto.cl

Y como ellas, ellos y elles, nos debemos unir como población diversa en todas sus aristas a forjar siempre un camino que nos permita alcanzar cambios que sacudan la realidad, aún cerrada de la sociedad, y se avisten nuevos horizontes que mejoren la calidad de vida de cada una de las personas en una misma convivencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here