El Reino Unido tierra de los grandes avances y descubrimientos, cuna de las contraculturas y movimientos de los 60, indultó este mes a los 65 mil hombres gay que condenó por inmoralidad.

Aunque para algunos suene increíble, es cierto, apenas éste octubre del 2016 Gran Bretaña decidió indultar a todos aquellos hombres que fueron condenados por leyes contra la homosexualidad. Las relaciones consentidas entre hombres mayores de 21 años homosexuales fue despenalizada en Inglaterra y Gales en 1967, en Escocia en 1980 y en Irlanda del Norte en 1982.

Entre los 65 mil indultados, ya 35 mil de ellos fallecieron por lo que recibirán automáticamente un indulto póstumo y este supuesto delito desaparecerá de los antecedentes penales que tenían en su historial. Algunos de los personajes mencionados acá son Oscar Wilde, y el ya indultado en 2013 por la reina Isabel II, Alan Turing.

El día que el indulto se hizo público, John Sharkey, diputado liberal demócrata, quien impulsó la iniciativa que logró el perdón para Turing, declaró que su reconocimiento a esta decisión: “Es un día trascendental para miles de familias en todo el Reino Unido que han estado haciendo campaña por este asunto durante décadas”. A la vez Sam Gyimah, conservador y alto cargo en el Ministerio de Juisticio apuntó que: “Es enormemente importante que indultemos a las personas condenadas por pasados delitos sexuales que hoy se considerarían inocentes de cualquier crimen”.

Los 15 mil condenados que aún viven, podrán acceder al indulto de manera formal si envían una solicitud al Ministerio de Interior que entrará a estudiar cada caso en particular para así determinar que personas culpables de infracciones que aún hoy se consideran delito no vayan a reclamar exoneración.

El pasado viernes John Nicolson, ex-presentador de la BBC, abiertamente homosexual y diputado del Partido Nacionalista Escocés, presentó una moción para que automáticamente fueran borrados todos los registros y se concediera un perdón completo para todos los condenados que aún viven. Pero el Gobierno rechazó la iniciativa.

Frente a este panorama para las personas vivas, Paul Twocock se manifestó en nombre de la Organización Stonewall, debido a que consideran que este medida “no llega lo suficientemente lejos”. E incluso el activista y escritor de “The oldest gay in the village”, George Montague, le exigió al gobierno británico una disculpa en vez de un indulto: “Aceptar un indulto significa que aceptas que eras culpable. Yo no fui culpable de nada; sólo de estar en el lugar incorrecto en el momento inoportuno”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here