A todos nos gusta tenerlo grueso, sano, abundante y hasta brilloso. Algunos lo tienen más largo y otros más corto pero todos lo cuidamos por igual, lo peor que podría sucedernos es que se nos cayera, verlo tirado al lado del jabón después de darnos un baño.

La realidad es que sí, con la edad se va debilitando y si no tomamos nuestras precauciones y lo cuidamos, podemos perderlo.

[ group=”Tones” random=”1″ limit=”1″]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here