“Mi sexualidad no es es mi pecado, es mi propio paraíso”: Sergio Urrego.

Colegio gimnasio castillo campestre

La Secretaría de Educación de Cundinamarca suspendió al Colegio Gimnasio el Castillo por 6 meses, más una multa de 50 salarios mínimos, un total de 32 millones 271 mil 500 pesos, por el caso del estudiante que terminó su vida debido al matoneo institucional que recibió en el colegio.

La institución debe acatar la Resolución 3526 de 2015, o por el contrario será calificado de reincidente y se procederá a la cancelación de su Licencia de Funcionamiento, en los términos del inciso segundo el artículo 19 del Decreto 907 de 1996. La resolución entrará en vigor en 6 meses para darle la oportunidad a los estudiantes actuales de terminar el presente año escolar.

La resolución ordena textualmente al Colegio: “para que dentro del plazo de seis meses se dé cabal cumplimiento al Plan Correctivo previamente diseñado por la Secretaría de Educación de Cundinamarca con el cual se buscará corregir las falencias encontradas en la formulación de cargos. En caso de incumplimiento de este plazo el establecimiento educativo será calificado como reincidente y se procederá de inmediato a la cancelación de la Licencia de Funcionamiento”.

El abogado de la institución, Óscar Mauricio Carvajal, pidió la nulidad de los seis cargos, pero estos fueron rechazados de plano y los declararon “probados y no desvirtuados”.
Recordemos que Sergio Urrego se quitó la vida el 4 de agosto de 2014, pero la investigación empezó el 24 de septiembre del mismo año, cuando el Tribunal Administrativo de Cundinamarca falló a favor de la madre del estudiante, Alba Reyes, quien presentó una acción de tutela.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here